Leves inundaciones y algunos árboles caídos tras el paso de la borrasca “Ana” por las comarcas

Achique de agua en el túnel de la avenida do Rei | e. cortizas
|

La borrasca “Ana” –que puso en alerta naranja a buena parte del noroeste peninsular– se dejó sentir de forma intermitente en las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal y dejó algunos registros importantes de viento y lluvia, sobre todo a última hora de la tarde y por la noche, aunque sin ocasionar graves incidentes.
Los bomberos y los grupos de emergencias actuaron en tareas de achique desde primera hora de la mañana para evitar posibles inundaciones, como en el túnel que une la avenida do Rei con la de Vigo, que estuvo cortado al tráfico durante casi una hora. Además, en Fene un grupo de casas se vio afectado por el desbordamiento de una conducción de aguas fecales que se dirige a una estación depuradora de la zona.
La lluvia se hizo sentir especialmente en los municipios del interior como en Monfero, Moeche, As Somozas o As Pontes. En la villa minera, uno de los puntos de la comarca que registró mayores precipitaciones, los cuerpos de emergencias tuvieron que achicar una docena de bajos comerciales y viviendas. 
Las fuertes rachas de viento registradas durante toda la jornada también dejaron algunos árboles caídos. Los bomberos de Ferrol tuvieron que retirar un eucalipto que cortaba la circulación en la carretera de Covas, cerca de la rotonda que va al puerto exterior y por la tarde también acudieron a la caída de una palmera en el muelle de Curuxeiras, frente a la residencia militar de la Cortina. A última hora de la tarde, un andamio de la calle Concepción Arenal de Ferrol tuvo que ser anclado por un riesgo de derrumbe y se retiró una arcada luminosa de Navidad que cayó sobre una vehículo en la carretera de Castilla.

Museo Caldoval
Además, en el paseo de San Valentín, en Fene, otro árbol de gran altura cayó sobre una de las pasarelas de madera y fue retirado. También en Fene, el viento provocó el desprendimiento del tejado de uralita en una vivienda habitada en el mismo barrio. 
Mugardos fue uno de los municipios con más incidencias causadas por los fuertes vientos, aunque especialmente importantes fueron los daños ocurridos en el Museo do Cadoval, cuyas puertas de cristal se rompieron a causa del viento. También en la villa mugardesa, volaron las contraventanas del cuartel de la Policía municipal y el GES tuvo que cortar un árbol de gran porte que había caído sobre la carretera de La Palma.
Durante la jornada de ayer, según los registros de Meteogalicia, en la estación de Punta Candieira, en Cariño, se alcanzó la mayor racha de viento de la comunidad. Fueron 150 kilómetros por hora y se registró a las siete y media de la tarde. Ya por la mañana, en ese mismo punto se habían alcanzado los 115 y en A Faladoira se superaron los 110 kilómetros por hora en varios momentos del día.
De acuerdo de los datos de Meteogalicia, el punto con más precipitaciones en las comarcas fue en Monfero, done se llegaron a recoger 68 litros por metro cuadrado bien entrada la tarde.
En las carreteras no se produjeron incidentes de importancia, exceptuando una colisión entre dos turismos en el cruce entre Papoi y el aserradero de Covas y,, ya por la tarde, una salida de vía en el kilómetro 18 de la AG-64 a su paso por San Sadurniño. Los dos accidentes se saldaron sin heridos de consideración. l

Leves inundaciones y algunos árboles caídos tras el paso de la borrasca “Ana” por las comarcas