La APLU ordenó demoler una veintena de edificaciones en la comarca en los últimos cinco años

Casetas de A Regueira - Brion
|

La Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU) ordenó demoler en los últimos cinco años un total de 292 edificaciones en Galicia. De ellas, 17 se localizaban en diferentes puntos de las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal, siendo los concellos de Ares, Cariño y Ferrol los más castigados por incumplir la normativa urbanística, aunque también se emitieron órdenes que afectaron a los de Pontedeume, Neda y Mugardos. Todas las construcciones se localizaban en suelo protegido, según consta en los últimos datos hechos públicos por el mencionado organismo, dependiente de la Xunta de Galicia.
En el año 2008 se ordenó la demolición de un total de siete construcciones en Galicia, ninguna de ellas ubicada en la comarca. En el siguiente ejercicio, 2009, de las 33 propiedades sancionadas, una se localizaba en el concello de Pontedeume, donde se obligó a un propietario a demoler una vivienda unifamiliar que se construía en un terreno rústico de protección de Costas.
Uno de los años en los que se dictaron más órdenes de demolición en la comarca –desde 2008– fue en 2011, cuando de las 71 contabilizadas en la comunidad autónoma, cinco se correspondían con actuaciones llevadas a cabo en la zona. En Neda se exigió el derribo de la ampliación de una nave y la construcción de un galpón, al infringir estas intervenciones –en una misma parcela– la ley de Costas, por tratarse de un suelo de servidumbre de protección de dominio público terrestre. En el término municipal ferrolano se ordenó el derribo de una caseta prefabricada que se asentó en terreno también protegido por Costas y de la estructura de una vivienda unifamiliar que estaba en suelo rústico de protección de los espacios naturales.
Las infracciones sancionadas por la APLU en la comarca descendieron considerablemente el pasado año, contabilizándose tan solo dos de las 69 registradas en Galicia. Durante el ejercicio de 2012 la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística ordenó la demolición de una vivienda unifamiliar asentada en suelo rústico en el concello de Ferrol y una edificación residencial asentada en suelo rústico de protección paisajística en el municipio de Cariño.
El descenso registrado en el año 2012 en materia de sanciones de la APLU no continuó durante este año. En lo que va de 2013 se ordenaron en Galicia un total de 76 demoliciones, de las que siete se ejecutaron en la comarca.
A lo largo del presente ejercicio fue el término municipal de Cariño el más castigado por este concepto, con un total de cuatro órdenes que afectaban a una edificación prefabricada y cuatro casetas también prefabricada –dos en una misma parcela y otra en un terreno con una caravana que también se exigió retirar por estar en suelo protegido–. Este año, en Ferrol se ordenó demoler una caseta, en Ares la ampliación de una vivienda unifamiliar y en Mugardos un alpendre. n

La APLU ordenó demoler una veintena de edificaciones en la comarca en los últimos cinco años