Pedro Sánchez da la sorpresa y se queda a solo 5.000 avales de Susana Díaz

|

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez dio la sorpresa ayer en Ferraz al presentar 57.369 firmas para convertirse en candidato a las primarias, a tan solo 5.000 de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, cuya candidatura aspiraba a “arrasar” en este proceso.

La secretaria general del PSOE andaluz fue la aspirante que más avales presentó, 62.617 en un total de 17 cajas, a los que se sumarán otros 900 que ya se habían llevado hasta Ferraz, una elevada cifra que implica que tuvo el apoyo de un tercio de la militancia.

Euforia

Pero al anuncio del equipo de la presidenta andaluza siguió el de los “pedristas”, que llegaron los últimos a Ferraz con 26 cajas y una euforia que hacía presagiar que sus firmas estarían por encima de las esperadas.

Finalmente, el secretario de Organización del PSOE de Navarra, Santos Cerdán, anunció que tienen 57.000 avales, una cifra “abrumadora” que, aseguran, consiguieron de manera espontánea, en todo el territorio.

“Nosotros no contamos con los aparatos que cuentan otros, sino que ponemos una mesa, sacamos los avales y se nos montan filas”, aseguró Cerdán, que se mostró convencido de que esto les hace pensar en una victoria.

El último en liza, el exlehendalari Patxi López presentó 12.000 firmas, las necesarias para ser candidato más un mínimo “colchón” de garantía, en “coherencia” con su planteamiento de que no podía haber una “confrontación” de avales porque este proceso “no puntúa” ni “suma nada”. “Esto no es una meta volante, es la parrilla de salida”, afirmó el coordinador de su equipo, Óscar Lopez.

Este discurso era muy similar al que venían defendiendo los “pedristas” en las últimas semanas. Su equipo insistía en que el resultado de los avales no tiene por qué marcar las primarias del 21 de mayo, cuando, decían, habrá más votos que avales, especialmente en federaciones en los que creen que los aparatos favorecerían una victoria en firmas a la presidenta andaluza.

Este discurso era interpretado como el anuncio de una sonada derrota en los avales y del discurso que enarbolarían después de quedar a mucha distancia en firmas de la candidata andaluza, que lleva semanas defendiendo el valor del aval. Mientras, su equipo hablaba hasta el miércoles de que su intención era arrasar e imponerse a Sánchez superando la cifra que tuvo en 2014.

Sin embargo, ayer, la victoria no fue dulce, ya que el segundo en firmas le ha pisado los talones a Susana Díaz, con un número muy superior al que se pronosticaba.

Pedro Sánchez da la sorpresa y se queda a solo 5.000 avales de Susana Díaz