La Xunta tramita por la vía de urgencia las obras de la primera fase del plan director del hospital

El gobierno autonómico insiste en que el proyecto cuenta con la supervisión favorable del Sergas
|

La Xunta anunció ayer que tramitará urbanísticamente la ampliación del Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF) de acuerdo a los mecanismos previstos en el artículo único de la Lei 3/2016 de medidas en materia de proyectos públicos de urgencia o de excepcional interés siempre que existan causas que lo justifican. Con esta decisión, la Consellería de Sanidade pretende impulsar las obras de ejecución de la fase I del Plan Director “sen necesidade de agardar a que o Concello realice unha modificación do Plan xeral de Ordenación Municipal, que podería demorarse meses”, indican desde el gobierno autonómico.


Así, la Consellería acaba de remitirle la documentación al Concello ferrolano para que someta el proyecto a un proceso de información pública y después emitir el informe perceptivo y vinculante sobre él.


La administración local señala que “ambas partes xa concordaran que a Lei 3/2016 era a mellor solución para apurar a obra; non hai ningún problema ao respecto e así foi notificado e informado no mes de decembro á Xunta”, señaló la concejala de Urbanismo, María Fernández Lemos, mostrando como prueba el recibo de presentación dirigido al Sergas.

“Non é de recibo sinalar ao Concello como responsable da dilación, cando esta administración leva meses traballando arreo, con discreción, na procura dunha solución axustada á legalidade para empurrar o inicio da obra de ampliación do CHUF, una actuación que celebramos como cidade”, indican fuentes municipales.

Plan Xeral
La edil indicó también que “desde o Concello tivemos sempre toda a dispoñibilidade para reunirnos tanto con técnicos como con políticos para falar e levar a bo fin ese proxecto, que non cumpre co PXOM (Plan Xeral de Ordenación Municipal) como eles ben saben e se puxo de manifesto en todas as reunións”, señaló.

Así, el gobierno de Jorge Suárez alega que el proyecto, tal y como está formulado, modifica la funcionalidad de la rúa Irmandade Doadores de Sangue, lo que “suporía a ocupación completa dun carril para uso exclusivo do hospital, suprimindo beirarrúas e estacionamentos nun lateral, xerando un desnivel entre viarios sen xustificación e cun nivel de pendente que non cumpre coa normativa de accesibilidade”.

Desde la Xunta indican que el proyecto básico de ejecución fue enviado al Concello el pasado mes de agosto para obtener la licencia de obra, “sen obter resposta”, añadiendo que cuenta con la supervisión favorable del Sergas y que contiene el grado de detalle suficiente para permitir conocer el carácter, extensión, localización y los fines de la obra proyectada. Asimismo, incluye todas las actuaciones y obras necesarias para la implantación y el funcionamiento de la infraestructura, dotaciones o instalaciones previstas en el proyecto, incluyendo los accesos viarios y las redes de conducción y distribución.

Asimismo, Sanidade justifica la urgencia de la actuación debido a la intención “de ampliar as instalacións actuais para adecualas ás necesidades asistencias reais e máis urxentes da área sanitaria”

La Xunta tramita por la vía de urgencia las obras de la primera fase del plan director del hospital