Las entidades vecinales “reparten” los remanentes presupuestarios

|

Con el presupuesto de 2018 aprobado definitivamente y a la espera de publicación en el BOP para su entrada en vigor, las entidades vecinales intentan que las actuaciones se amplíen en sus barrios más allá del capítulo de inversiones y de las obras ya contempladas en el texto económico.
Por eso, un total de seis entidades, agrupadas como “Intervecinal” han presentado en el Concello un plan de inversiones relativo al remanente presupuestario de 2017 del que dispone el Concello. La planificación pasa por una inversión de 100.000 euros en cada barrio o parroquia y contempla actividades que se consideran asequibles y viables para acometer en este año.
La propuesta se ha presentado en el registro municipal del Concello ferrolano y afectaría a los barrios y parroquias de Caranza –AVV Cuco Ruiz de Cortázar–, A Magdalena –AVV Pedro Padrón y A Magdalena–, A Graña –AVV Rosalía de Castro–, Catabois –AVV San Pablo–, Covas –AVV Santa Comba– y Canido –AVV O Cruceiro–.
Entre las propuestas se encuentran obras de mejora de espacios para aparcamientos, medidas relativas al servicio de agua potable, arreglos de aceras o limpiezas de parcelas, humanización de zonas verdes o aglomerados de caminos y postas.
No se trata de grandes proyectos pero sí de necesidades perentorias que, de una u otra manera, las entidades ya se las han trasladado al ejecutivo local en diversas ocasiones.
Entre las actuaciones que se refieren a la zona rural figuran las solicitadas por la entidad vecinal de Covas, que se refieren al Camino Real, Camino Casa Zaragoza-empalme hípica, Camino Aldea-empalme curvas de Soagraña y Camino Curvas de Soagraña y las pistas de la zona de Raxón.
La entidad vecinal recuerda al Concello que esta zona está marginada en materia de desbroces, calidad de la imagen de televisión y, como indican, en las inversiones planteadas para el remanente económico de 2017, en materia de asfaltados.

Servicios
En la zona de A Graña, los 100.000 euros solicitados irían a parar al cambio de las conexiones de agua en la calle Real Alta. Así, apunta la entidad vecinal, los actuales canalones son de fibrocemento –con amianto–, están situados por debajo de la cañería de aguas fecales y rompen con frecuencia. por eso, ven juistificada la necesidad de cambio, por salud pública y urgencia.
En San Pablo de Catabois, las inversiones solicitadas mejorarían entornos como el antiguo campo de tiro, para el que solicitan desbroces del terreno y limpieza de los vertederos con la implicación del Concello, ya que esta parcela forma parte del convenio de Defensa y pasaría a manos municipales, convirtiéndose en una zona verde de interés ambiental y que serviría, además, para la cohesión de barrios.
El parque da Valenta sería la segunda petición para Catabois, con la instalación de medios adecuados para impedir el acceso de vehículos de motor, además de un mantenimiento correcto. l

Las entidades vecinales “reparten” los remanentes presupuestarios