El BNG defiende un Plan Director para el monasterio de Santa Catalina

|

El diputado del BNG, Xosé Luis Rivas “Mini” se trasladó ayer a Ares para visitar las instalaciones del monasterio de Santa Catalina, una fortificación propiedad del Ministerio de Defensa con el que el Concello firmó un convenio que se renueva cada cuatro años para su conservación y mantenimiento. El nacionalistas urgió la puesta en marcha del Plan Director del cenobio, un documento que, como recordó “foi elaborado pola Consellería de Cultura –daquera responsabilidade do BNG–mais coa chegada do PP ao goberno o proxecto quedou nun caixón; evidenciando falla de compromiso político e tamén económico”.

Rivas consideró que aplazar la puesta en marcha de este plan sería “sermos cómplices no deterioro do conxunto histórico-artístico”.y responsabilizó a la administración gallega de dejación en sus responsabilidades. “É a que ten as competencias en materia de patrimonio histórico-artístico e, sen embargo, mira para outro lado desde hai nove anos”. El diputado hizo también mención a la reiterada negativa a las inversiones que el BNG estuvo proponiendo en los sucesivos debates sobre los presupuestos y así se lo trasladó a los responsables de la Asociación de Amigos do Mosteiro que lo acompañaron ayer.

El nacionalista se comprometió a presentar al Parlamento una iniciativa para instar a la Xunta a ejercer sus competencias y a apostar por una política de colaboración en el mantenimiento del conjunto histórico-artístico de Santa Catalina.

Condiciones abusivas
También estuvo presente en la visita al cenobio el portavoz del BNG de Ares, Emilio Mesías, que aludió a las “condiciones inxustas que o Ministerio de Defensa impón ao Concello de Ares en virtude dun acordo de cesión de uso que obriga á instituciòn ao mantemento dunhas instalacións que poden reverter no Ministerio cando éste as reclame, sen dereito a indemnización algunha para a institución municipal”.

El concejal nacionalista reclamó además “a inmediata constitución dun ente interadministrativo no que participen o Concello de Ares, a Xunta de Galicia e a administración do Estado; e no que se definan as actuacións prioritarias a desenvolver, partindo do Plan Director, os investimentos económicos necesarios para levalo a cabo e prazos para o seu desenvolvemento”. l

El BNG defiende un Plan Director para el monasterio de Santa Catalina