Octava oportunidad desperdiciada

Quique se lamenta tras fallar una ocasión el pasado sábado frente al Tenerife | javier alborés
|

El mal de altura persigue al Deportivo en la presente temporada, en la que ha convertido en una situación habitual pinchar cada vez que tiene a tiro de piedra una de las dos primeras posiciones de la Liga.

Hasta en ocho ocasiones el Deportivo ha fallado cuando ha tenido la oportunidad de instalarse en una plaza de ascenso directo.


La primera vez fue en la décima jornada, cuando los blanquiazules empataron en Córdoba (1-1), resultado que les dejó en cuarta posición, mientras que un triunfo les habría situado segundos.

Dos semanas más tarde, se repitió la historia. Los coruñeses tenían en su mano la posibilidad de ser segundos con una victoria en Las Palmas, pero los de Natxo González no pasaron del empate (1-1).


La tercera bala desperdiciada por el Depor se produjo en la jornada catorce. De nuevo, los coruñeses tenían la segunda plaza en el horizonte y, sin embargo, tan solo lograron sumar un punto en Almería (1-1).


Tres partidos después, el cuadro herculino se estrelló de nuevo cuando tenía la posibilidad de asentarse en la zona de privilegio. El empate con el Numancia en Riazor (2-2) privó a los de Natxo de liderar la competición.


En la última jornada antes del parón de Navidad, los coruñeses visitaban el Ramón de Carranza con la opción de convertirse en los nuevos líderes de la Liga. Pero el equipo sufrió un duro mazazo ante el Cádiz (3-0), resultado que hizo bajar a los blanquiazules hasta el cuarto puesto.

En el primer partido de 2019, el Depor no fue capaz de pasar del empate en Riazor ante el Lugo (0-0), lo que le impidió auparse a la segunda plaza.

Una semana después, los de Natxo se habrían puesto segundos de ganar en Mallorca, ya que el Albacete empató con el Sporting. Pero el Depor perdió en Son Moix (1-0).

Última bala
La última ocasión desperdiciada fue el pasado sábado, cuando el Depor empató con el Tenerife (0-0), un resultado que le impide liderar la Liga tras los pinchazos del Granada y del Málaga.


Además, en la decimosexta jornada, el equipo coruñés acabó segundo, cuando ganando al Rayo Majadahonda (0-0) habría sido primero.

Octava oportunidad desperdiciada