Las visitas al monasterio de Caaveiro caen un 16% durante el pasado año

Imagen de archivo del pasado mes de agosto de las colas para coger el autobús hacia el cenobio | e.c.
|

El monasterio de San Juan de Caaveiro, en A Capela, recibió el pasado año 50.722 visitas, un 16,26% menos que el año anterior cuando 60.572 personas se interesaron en conocer el conjunto arquitectónico situado en el corazón de las fragas do Eume. Las cifras se han visto influidas por la pandemia, sobre todo en los meses de la primera ola –en marzo se permitieron las visitas hasta el día 13 (711 personas), en abril se mantuvo cerrado y en mayo se reanudaron el día 29 (en tres días se registraron 811)– y en la segunda, en los meses de noviembre y diciembre. El resto de los meses del año se mantuvieron las cifras y incluso se llegaron a superar las del ejercicio anterior como fue el caso del mes de julio en el que 12.109 personas visitaron las instalaciones frente a las 10.961 que los hicieron en el mismo período del año anterior o los de enero y febrero donde también se registró un incremento de las visitas.

Así, a pesar de la situación epidemiológica el cenobio y su entorno se posiciona como uno de los destinos elegidos por vecinos y visitantes. La pandemia sí repercutió sin embargo en las visitas guiadas realizadas –se limitó el número de personas por grupo– que  cayó un 66,2% con respecto a 2019 – 4.757 se realizaron el pasado año–. Así la mayor parte de los visitantes de Caaveiro optaron por conocer el conjunto arquitectónico por su cuenta –45.965 personas–.

Una vez más, la Diputación titular del cenobio habilitó el servicio de transporte en autobús desde el centro de interpretación de Ombre para impedir así el tránsito de vehículos en las fragas durante la época estival.

Las visitas al monasterio de Caaveiro caen un 16% durante el pasado año