La jornada confirma la igualdad

Villarejo controla la pelota ante Vanderson, del filial del Oviedo | jorge meis
|

El vehemente enfado que tenía Emilio Larraz tras la victoria sobre el Oviedo B, recordando lo mucho que el equipo ferrolano se jugaba en el tramo final del campeonato liguero, tenía una razón de ser. De hecho, entre que ayer los tres primeros clasificados del grupo 1 perdieron, que muchos de los integrantes de zona media-baja ganaron sus partidos y el resto de resultados de la jornada, el equipo ferrolano mantiene la novena plaza al término de la vigésimo séptima tirada.

Las distancias con las posiciones de peligro, sin embargo, siguen siendo más o menos las mismas a falta de una jornada menos para el final de la liga regular. Así, tanto la posición que obliga a ganar una eliminatoria para mantener la categoría como las que condenan irremediablemente al descenso se encuentran a cuatro puntos de distancias –en caso de haber perdido frente al filial carbayón la renta será solo de un punto sobre los puestos de peligro de volver a Tercera–.

 

Previsiones

“Lo que nos quedan son finales”, explica el canterano Sanmartín, en tanto que Villarejo recuerda que “está todo muy igualado y, en los once partidos que quedan necesitamos ganar tres o cuatro partidos, además de algunos empate, para evitar problemas”.

De todas formas, en el seno de la plantilla racinguista hay optimismo con vistas a este tramo final del campeonato liguero, en el que espera hacer valer la capacidad de su plantilla para asegurar su continuidad en la categoría de bronce lo más rápidamente.

La jornada confirma la igualdad