La Fiscalía acusa al Govern de varios delitos que conllevan penas de cárcel

|

La Fiscalía Superior de Cataluña presentó ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJC) la querella contra el presidente de la Generalitat y los miembros de su Gobierno por la firma de la convocatoria del referéndum del 1 de octubre, y pide fijar medidas cautelares –incluyendo fianzas– para asegurar posibles responsabilidades pecuniarias. Entre los delitos que la Fiscalía atribuye al Gobierno catalán se encuentran el de la malversación de caudales públicos que conlleva penas de prisión.

En la querella presentada ayer, la Fiscalía pide al TSJC que se acuerden las medidas cautelares que se estimen pertinentes “para el aseguramiento de las responsabilidades pecuniarias en que pudieran incurrir los ahora querellados”, incluyendo la exigencia de fianza, y, en su caso, embargo de bienes.

Malversación 

El fiscal considera que el presidente Carles Puigdemont, el vicepresidente Oriol Junqueras y el resto de miembros del Gobierno regional que firmaron el decreto de convocatoria pudieron cometer los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación de caudales públicos, y pide a la Guardia Civil, Policía Nacional y Mossos d’Esquadra que adopten las medidas necesarias para impedir el referéndum.

Entre estas medidas se incluye la retirada de urnas, sobres electorales, manuales de instrucciones para los miembros de las mesas electorales, impresos electorales y elementos informáticos, y además el fiscal pide que –si es necesario– se dé autorización para la entrada y registro en domicilios y otros recintos que requieran orden judicial.

“Parece obvio que la progresión de la conducta de los querellados no deja lugar a dudas sobre la verdadera intención de que se celebre un referéndum que tiene por finalidad desmontar todo el orden constitucional”, afirman.

En su escrito, el fiscal afirma que los miembros del Gobierno catalán “violaron frontalmente” los pronunciamientos del Tribunal Constitucional sobre la inconstitucionalidad del referéndum de autodeterminación. 

Además, la Fiscalía Superior de Cataluña considera también que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los otros cuatro miembros de la Mesa que permitieron tramitar y que el pleno aprobara las leyes de “desconexión” actuaron “dinamitando” los presupuestos en que se sustenta la nación española.

La Fiscalía presentó ayer ante el Tribunal Superior de Justicia una querella contra Forcadell, el vicepresidente de la Mesa, Lluís Guinó; la secretaria primera, Anna Simó; el secretario tercero, Joan Josep Nuet, y la secretaria cuarta Ramona Barrufet, por permitir tramitar las leyes del referéndum y de transitoriedad.

El president reitera que seguirá hasta el final aunque quieran “boicotearle”

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, dijo que seguirán “hasta el final” para que el 1 de octubre se celebre un referéndum en Cataluña y aseguró que el Govern “no fallará” aunque desde el Gobierno y las instituciones del Estado se intente “boicotear el 1-O”.

“Por cada miedo, diez esperanzas; por cada amenaza, diez ilusiones; por cada cara de enfadados, diez sonrisas, y por cada intento de boicotear la votación, diez votantes más”, subrayó durante un acto impulsado por la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) en Sant Joan Despí (Barcelona).

Puigdemont, que llegó acompañado por el presidente de la ANC, Jordi Sánchez, fue recibido por los asistentes con gritos de “independencia” y de “president”. l

La Fiscalía acusa al Govern de varios delitos que conllevan penas de cárcel