Los susanistas creen que Sánchez tiene un “plan oculto” para ser candidato a la Moncloa

Pedro Sánchez llega al acto celebrado en La Rioja ep
|

Algunos socialistas afines a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, temen que si el ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez pierde en las primarias en las que se elegirá secretario general no se despedirá de la política y tratará de ser el candidato a La Moncloa, presentándose al proceso que se abra en su momento y al que estarán llamados a votar no solo los militantes, sino también los simpatizantes del partido.

En el sector del PSOE que apuesta por la candidatura de Susana Díaz al 39 Congreso del partido –que la presidenta andaluza aún no confirmó– lamentan que el exdiputado madrileño va a “hacer mucho daño” al partido, pero creen que ni aunque pierda tirará la toalla, pese a que haya dicho que dejará la política en ese caso.

En su opinión, tratará de ser el cabeza de cartel del PSOE en las próximas elecciones generales, en unas primarias en las que podrán participar no solo los afiliados, sino todos los ciudadanos que paguen dos euros y firmen un compromiso con los valores socialistas, un proceso que podría alterarse, apuntan, si participan simpatizantes de otros partidos y, en particular, próximos a Podemos

Muchos “susanistas” consideran que Sánchez y los suyos “funcionan como una estructura al margen del PSOE”, mediante las plataformas que se organizaron a finales del año pasado por todo el país para exigir a la gestora que convocara el Congreso cuanto antes y que se reconvirtieron en grupos de apoyo explícito al candidato.

Tanto los “susanistas”, como los partidarios del diputado vasco Patxi López, admiten que las movilizaciones en torno a Sánchez dan sensación de “fortaleza”, pero coinciden en señalar que no puede traducirse en una posición de salida en la carrera por las primarias, que no empezará formalmente hasta abril.

Mientras, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, sigue sin confirmar si se presentará a las primarias para ser secretaria general del PSOE porque, afirmó ayer, estos días no se va a “distraer” en hablar de ella: “Me parecería feo utilizar el Día de Andalucía para hablar de mí”. No obstante, señaló que el PSOE está “en pleno debate” y “después habrá momento de hablar de quién y no le quepa duda de que hablaré”.

Así se ha pronunciado la también secretaria general del PSOE de Andalucía tras la recepción por parte del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en el Palau de la Generalitat.

Los susanistas creen que Sánchez tiene un “plan oculto” para ser candidato a la Moncloa