Los reyes regresan a ARCO para mostrar su apoyo al arte

|

Los reyes Felipe VI y Letizia inauguraron ayer la 35 edición de ARCOmadrid, la segunda vez que acuden en calidad de monarcas a la feria de arte contemporáneo más importante de España, que abrió sus puertas el pasado miércoles y permanecerá abierta hasta el próximo domingo.

Felipe VI y Letizia estuvieron acompañados del presidente del Congreso de los Diputados, Patxi López; el ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Íñigo Méndez de Vigo; el secretario de Estado de Cultura en funciones, José María Lassalle; y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

La visita de los Reyes duró alrededor de una hora y 15 minutos y comenzó a las 11.30 en el pabellón 7 del recinto de Ifema, donde en primer lugar se detuvieron en la galería Thaddeus Ropac, con sede en París y Salzburgo, que ha regresado a ARCO tras seis años sin participar.

Entre las obras que pudieron ver en este stand destacan piezas de Miquel Barceló, Ali Banisadr, Robert Rauschenberg, Yan Pei-Ming o Georg Baselitz, que presenta la escultura “Yellow song”, una de las más destacadas de esta edición, en palabras del director del recinto ferial, Carlos Urroz.

Los monarcas continuaron su recorrido por la veterana galería Leandro Navarro, que ha acudido a la feria con importantes obras de artistas como Josef Albers, Pablo Gargallo, Wassily Kandinsky, Baltasar Loso, Pablo Picasso, Joan Miró y Manolo Millares, entre otros.

Según señaló el director de esta galería, Iñigo Navarro, los Reyes mostraron interés en especial por la obra de Joaquín Torres García, un artista nacido en Uruguay de padre catalán, así como por la escultura “Repos lobo sur socle”, de Baltasar Lobo.

La galería parisina Denise Rene, especializada en artistas cinéticos españoles y latinoamericanos de los años 60 y 70, fue otro de los puntos en los que se han detenido Felipe VI y Letizia, donde, según señaló su director, Denise Kilian, les llamó la atención los “Circunconcéntricos Alu Bleu” de Crespin, así como la obra “Moving objects” del artista suizo Pe Lang. Esta galería participó en la primera edición de ARCO, en 1982 y regresó este año.

A continuación, los Reyes se detuvieron en el stand de la Fundación Amigos del Museo del Prado; y en el stand del diario  “El País”, donde mostraron su curiosidad por la obra “Pabellón suspendido III (los sueños)”, de Cristina Iglesias.

Los reyes regresan a ARCO para mostrar su apoyo al arte