Éxito de afluencia en la primera jornada de apertura del renovado mercado municipal de Pontedeume

La afluencia de clientes fue constante a lo largo de la mañana de ayer en el nuevo mercado municipal de Pontedeume, bien llamados a realizar sus compras en uno de los ocho negocios que abrieron o a conocer de primera mano el aspecto de las nuevas i
|

“Foi un éxito a apertura”. Así calificaba ayer el alcalde de Pontedeume, Bernardo Fernández, la jornada inaugural de un renovado mercado que abría sus puertas tras más de siete años cerrado por las obras de rehabilitación de las que fue objecto. “Estabamos convencidos de que á xente lle ía gustar porque garda a esencia dos mercados clásicos nun edificio histórico do municipio pero cun carácter renovado”, explicaba ayer.  

Las predicciones fueron acertadas ya que el goteo de clientes fue constante durante toda la mañana y eso que la apertura se produjo con solo ocho de los 15 establecimientos disponibles –los de los placeros que ya cuentan con contrato de concesión para la explotación de los primeros locales, ya que está en proceso el segundo plazo para optar a los locales vacantes, entre los que se encuentran dos pescaderías, una carnicería, un puesto de productos ecológicos y tres de productos locales–. En concreto abrieron una pescadería; una carnicería –esta ultimaba ayer los últimos retoques del local para abrir próximamente–; dos fruterías; una panadería; una charcutería; una floristería, y un puesto de productos locales de la cooperativa Campo Capela. Ocho negocios a los que hay que sumar la cafetería, al estar en vigor la antigua concesión de este local. Junto a ellos tampoco faltaron a la cita de ayer los vendedores de los soportales con los excedentes de la huerta. “Esperamos que o número de clientes se vaia incrementando conforme se amplíen os negocios abertos”, explicaba ayer el alcalde. 

La apertura del mercado municipal traerá consigo la implantación de una zona azul gratuita en las inmediaciones que limitará el aparcamiento por tiempo con el fin no solo de favorecer las compras en el mercado sino también en el comercio local de la villa. Su implantación será inminente “a falta de la máquina expendedora de los tickets", como indicaba ayer el regidor. También se dotará de conectividad wifi tanto el edificio como la Plaza do Conde.

Una de las condiciones establecidas en la ordenanza reguladora del mercado fue la apertura las tardes de los martes y los sábados, jornada esta última que se hace coincidir con la celebración del feirón mensual de Pontedeume al que el Concello también le dará un impulso. “Unha vez que a situación epidemiolóxica nos permita retomar a celebración do feirón pretendemos ampliar a oferta do mesmo con productos locais e autóctonos e empregar isto como un elemento diferenciador do feirón e recuperar así a esencia do que era de antigo”, avanzó Bernardo Fernández.

La apertura de ayer –sin actos oficiales que se posponen hasta que mejore la actual situación sanitaria– pone fin a más de siete de años de cierre después de que los placeros fueran trasladados a las lonjas de Raxoi para iniciar la ampliación y la reforma de las instalaciones. Las obras, ejecutadas en dos fases, concluyeron en febrero de 2019 y arrastraron más de un año de demora después de que el tejado instalado en la primera fase –entre marzo y mayo de 2014– tuviera que ser sustituido poco después al empezar a pudrirse sus vigas por exceso de humedad.

Éxito de afluencia en la primera jornada de apertura del renovado mercado municipal de Pontedeume