Un volante para el coche del futuro

Fernando Ponte Diseño Industrial
|

Es un apasionado del mundo de la automoción, por eso cuando su hermana, asidua lectora de la revista de tendencias creativas Neo2, le pasó el enlace del concurso convocado por Ford para reinventar el volante del futuro, no se lo pensó dos veces. Se puso manos a la obra y, tras darle muchas vueltas, se le ocurrió que quizás lo que habría que cambiar, más que la forma, es su función. Sobre todo, dice, teniendo en cuenta que “el coche del futuro se conducirá solo”.
En base a esta premisa, Fernando Ponte Lens ideó una propuesta a la que denominó Controlador Universal del Vehículo. “Básicamente se divide en dos partes fundamentales: la parte central, que es una pantalla táctil; y el aro exterior. Lo hice para separar el ocio de la seguridad. En el exterior aparecen todas las indicaciones de seguridad, como puede ser la presencia de hielo en la carretera, una posible avería en el motor..., es decir, los chivatos que ahora están ubicados en el salpicadero. La parte central será como una tablet, con todas las aplicaciones que estas pueden ofrecer, desde videollamadas, correos electrónicos, conocer el estado del tiempo o del tráfico o incluso ver una película.... Siempre pensado para tener dos modos, uno autónomo y otro de conducción manual”, explica.
Pero, ¿cuándo circularán los coches de forma autónoma? “Cuando la gente lo acepte. Hay coches que están funcionando así, aunque no es un sistema que se vaya a implantar automáticamente. Todavía tiene que cambiar mucho la mentalidad de la gente”.

a alemania
Cuando este coruñés de 27 años y estudiante del Grado en Ingeniería de Diseño Industrial y Desarrollo del Producto de la Escuela Universitaria de Diseño Industrial del campus de Ferrol  presentó su trabajo, lo que menos se esperaba es que fuese elegido por la importante marca automovilística como el ganador del certamen en España. “Cuando me lo comunicaron, creía que era una broma”.
Nada más lejos de la realidad. Ponte Lens acababa de ganarse el derecho a participar, como premio, en una jornada de trabajo en Colonia (Alemania), en la central europea de diseño de Ford, junto a los vencedores de Alemania, Italia y Reino Unido. Fue un intenso “workshop” que contó con la participación, entre otros, del jefe de Diseño de Ford Europa, Joel Piaskowski; el responsable de Estrategia de Diseño y Futuro, Erika Tsubaki; y el de Diseño de Interiores, Murat Seven. “Fue totalmente increíble que estos técnicos nos dedicaran tiempo”, comenta.
En el transcurso de la sesión, los ganadores tuvieron que hacer frente a otro reto: diseñar el interior del vehículo que correspondería con el volante que habían ideado para el certamen. “En mi caso, tuve la suerte de que al haber propuesto un controlador universal, me dio mucho juego en el interior, en el sentido de que podía eliminar la mayoría de los botones. Así, aposté por una disposición totalmente diferente a la actual, ya que el vehículo del futuro pasaría a convertirse casi en el salón de tu casa”, apunta.
También sirvió el encuentro para intercambiar información sobre el método de trabajo seguido por la compañía y por los vencedores del concurso. “Sinceramente, apenas hay diferencias con el proceso que siguen ellos y el que realizamos en la escuela, y esta fue una de las cosas que más me sorprendió y me agradó”.

satisfecho
En este sentido, el estudiante coruñés –que el próximo año se centrará en el proyecto fin de carrera– valora la formación recibida en la escuela ferrolana, muy pegada a la realidad laboral gracias a los numerosos convenios de colaboración con importantes empresas. La carrera ha cumplido totalmente sus expectativas y además se ha convertido en el complemento perfecto para el título de técnico en Fabricación Mecánica del que ya disponía. Tras su éxito en la cita de Ford, sigue apuntándose a concursos. “Tal y como están las cosas hay que moverse, no se puede esperar a que el trabajo venga a ti, hay que intentar buscarlo. Tampoco tengo problema en marcharme de España si aquí no encuentro nada, porque lo que tengo claro es que me quiero dedicar al mundo de la automoción y si para eso me tengo que marchar, me iré”, confiesa.

Un volante para el coche del futuro