Los ecos de Cedeira por el mundo

vista del interior de la planta de fabricación de galician audio research center
|

Los equipos de sonido que la firma Galician Audio Research Center (Garcsa) fabrica en Cedeira están llegando a los lugares más insospechados del globo. Alejandro Díaz, uno de los dos socios de la empresa, comenta que acaban de cerrar acuerdos en Indonesia para llevar sus altavoces a todas las iglesias cristianas del país, por ejemplo, o que el presidente boliviano Evo Morales los utiliza ya para amplificar sus discursos.

En el plazo de apenas un año y medio que lleva funcionando en el polígono cedeirés de A Trabe –en su día lo estrenó– Garcsa ha sabido situarse en la vanguardia del mercado de la alta fidelidad a nivel internacional. Los equipos que fabrica, tanto con su propia marca, WDB, como para otras, viajan ya a lugares tan lejanos como Dubai, Turquía, Corea o Japón y las perspectivas se dirigen a abrir nuevos mercados en el exterior.

Uno de los últimos éxitos internacionales fraguado desde Cedeira está en la fría Moscú. Garcsa ha producido los equipos de sonido diseñados por Reflexion Arts para los nuevos estudios de cine y televisión que se están levantando junto al enorme complejo de Mosfilm, algo así como la meca del séptimo arte en la capital rusa.

El responsable de Reflexion Arts, Sergio Castro, califica de “impensable” lo que se ha conseguido allí, la certificación Dolby Premier, cuyos técnicos tardaron poco más de 24 horas en analizar el estudio y concederle su sello. “Es un prestigio que una empresa gallega fabrique con este nivel de calidad”, comenta Sergio Castro. Los equipos fueron diseñados por Julius Newell, hijo del gurú de la acústica Phillip Newell –entre otras cosas, productor del disco “Tubular Bells” de Michael Oldfield–, ambos clientes de la fábrica cedeiresa.

Con Reflexion Arts los equipos fabricados por Garcsa han llegado a otros países como Ucrania, Bulgaria, Francia o Portugal, así como a instalaciones en España. “El cine en los países emergentes, que siguen creciendo, es el gran mercado de salida para esta tecnología”, explica el empresario Sergio Castro.

Garcsa explota también su posición de liderazgo en el mercado español. Actualmente, en Cedeira se están fabricando equipos de amplificación para generar 200.000 vatios de potencia que se van a estrenar en el Ágora de Valencia y que la empresa compradora utilizará después en otros eventos por toda Europa.

Según explica Alejandro Díaz, la planta de Garcsa, donde trabajan actualmente 15 personas, copa en torno al 80% del mercado nacional de este tipo de equipos acústicos. Y el proyecto es seguir creciendo dentro y fuera del país. La cita más inmediata, en este sentido, es una feria especializada en París, donde la empresa cedeiresa presentará la nueva línea de productos de su marca propia, WDB.

Los ecos de Cedeira por el mundo