El nuevo sistema de control de accesos a Navantia se estrenó ayer con atasco

puerta de Navantia en Esteiro
|

El primer día de trabajo en este nuevo año 2015 comenzó ayer en Navantia con un importante atasco a las puertas del astillero de Ferrol. Entraba en funcionamiento el nuevo sistema de control de presencia de la compañía, aplicado en contra de la opinión del comité, según el cual los trabajadores fichan en la entrada de la factoría y otra vez a su llegada al puesto de trabajo.
Según la información recogida por este diario, la aplicación de este sistema motivó largas colas de coches por la avenida Mac Mahón e Irmandiños. Fuentes del comité apuntaron que el nuevo control de presencia podría motivar más atascos una vez que se produzca la vuelta al colegio, dado que la entrada del astillero está próxima a un colegio y un instituto.
La entrada y salida del astillero de Navantia Ferrol, el centro de trabajo más importante de la ciudad, repercute sensiblemente en el tráfico de toda la zona. Según el Plan de Movilidad Sostenible que la propia compañía realizó hace cuatro años, cada día entrarían en la factoría en torno a 2.800 vehículos y la mayoría de ellos lo hacen con un solo ocupante. La cifra, aunque hoy en día algo atenuada por la escasa ocupación, da una idea de la caravana que puede producirse y de sus consecuencias para la circulación en los alrededores. Quedó de manifiesto en 2011, cuando un grupo de trabajadores de industrias auxiliares bloquearon el acceso para protestar contra la retirada de pases de aparcamiento. El embotellamiento llegó entonces hasta la rotonda del Diapasón.

El nuevo sistema de control de accesos a Navantia se estrenó ayer con atasco