Los Reyes Magos convierten sus cabalgatas en el centro de la ilusión

Cabalgata de Reyes de Ferrol
|

Las cabalgatas de Reyes marcaron el día de la ilusión por antonomasia. La expectación fue la nota predominante tanto en la visita de Sus Majestades de Orientes a Ferrol como al del resto de concellos de la comarca.
Como es tradición, Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron a la ciudad por barco. Tras desembarcar en el muelle de Curuxeiras ante un numeroso público, se trasladaron hasta Ultramar para tomar la carretera de Castilla e iniciar desde allí su paseo hasta las calles del centro de la ciudad. Un total de siete carrozas formaron la comitiva real, a la que se le sumó el camión de los Bomberos Municipales, la Puerta del Dique y el Tren de Regalos.  
Unas bailarinas como hadas del bosque abrían el paso ante la general expectativa. Le seguía una carroza llena de ángeles y cantantes de gospel. No faltaban populares personajes infantiles para animar el trayecto como Doraemon, Pepa Pigg o el Pato Donal que paseaban entre la multitud. Más cómoda iba Hello Kitty, en un espectacular descapotable rojo. Una doble Maléfica, primero a caballo y luego en forma de enorme figura en su propia carroza, hacía presagiar lo peor, aunque enseguida sonaban los villancicos de la banda acompañada de romanos y llegaba el carromato de Melchor para tranquilizar las miradas.
Más pingüinos y hadas bailarinas antecedían a una nueva muestra del poder de Diney, las figuras de le película “Frozen”. Tras una banda de gaitas, el rey Gaspar y su carroza recordaron la razón de la cabalgata, a la que siguieron más bailarinas y unos espectaculares zancudos lanzallamas. La fiesta en la calle continuó con las huestes de Jack Sparrow y sus piratas, tanto en el empedrado como e un espectacular barco con todos los elementos de la popular película, grumetes y bucaneros incluidos. Tras unas jóvenes que protagonizaron exóticos bailes llegó Baltasar en una carroza que en nada debería envidiar a una discoteca ambulante. También desde ella se lanzaron caramelos sin gluten al público. En total unos 1.100 kilos.
Tras el paseo, la cabalgata llegó a la plaza de Armas. Allí seis comitivas de baile realizaron una parada delante del Consistorio Municipal para actuar ante el público presente en una noche que fue benévola en lo climático. A continuación Sus Majestades recibieron en el hall del pazo municipal a los nerviosos niños y niñas para recoger sus peticiones, esperadas durante todo un año. Tras la madrugada descubrirán con razón o sin ella.   

en la comarca
Los Reyes pasaron antes por el municipio de Narón que, como en el último año organizó un desfile con un marcado carácter solidario en el que estuvieron representadas doce de las trece parroquias de la localidad –Pedroso no pudo asistir–. Entre otros elementos novedosos, la cabalgata naronesa que partió a primera hora de la tarde de la estación de Feve en Xuvia, contó con la presencia de un cuarto rey mago, Artabán, el rey de los valores y la solidaridad.
El gesto solidario no se quedó aquí. Las carrozas portaron una vez más alimentos recolectados por los vecinos, también implicados en la construcción de las mismas, y que tendrán como destino el Centro de Recursos Solidarios de Narón. Ya en la plaza de Galicia, donde volvió a sonar el villancico “Narón Brila este Nadal” compuesta por Manuel Ramil,  el cantante Dani Ríos hizo de maestro de ceremonias en la recepción real en la que los niños hicieron entrega de las últimas cartas a Sus Majestades.
En Fene, el aparcamiento del barrio de San Valentín fue el punto de partida de la cabalgata que recorrió las principales vías del municipio ante la atenta mirada de niños y mayores. Sus Majestades visitaron luego la Casa del Concello donde fueron recibidos por el alcalde, Gumersindo Galego, antes de atender las últimas peticiones de los más pequeños en una carpa habilitada para la ocasión. La visita de los Reyes Magos culminó con una gran fiesta infantil diseñada por la Concellería de Cultura e Deportes que incluyó un show con cantabaila en el que no faltaron las coreografías, las canciones de moda y los juegos infantiles. El evento también supuso una nueva ocasión para que los vecinos colaborasen con el Banco de Alimentos de Ferrolterra.
La misma estampa se repitió a lo largo de la tarde de ayer en otros puntos de la geografía de la comarca. En Ortigueira, los Reyes Magos participaron al término del desfile en el nacimiento viviente que cada año los niños del municipio representan en la plaza Isabel II. En As Pontes, fue el alcalde Valentín González Formoso, el encargado de entregar a Sus Majestades, una vez culminaron el recorrido, las llaves de las puertas que abren las casas de los menores de la localidad. El acto tuvo lugar antes de que Melchor, Gaspar y Baltasar se dirigieran desde el balcón del Concello a todos los asistentes para trasladarles sus mejores deseos.
Más ajetreada tuvieron Sus Majestades la jornada en el municipio de Ares. Allí visitaron a los niños de las diferentes parroquias antes de tomar parte en la cabalgata que culminó en el pabellón municipal que desde primera hora de la tarde albergó atracciones, hinchables y talleres para los más pequeños.
La cita más tardía de la jornada fue la de Neda. En este caso, la cabalgata organizada por la SCD Roxal y la AMM Val do Belelle recorrió completó el recorrido que separa el colegio Maciñeira hasta el polideportivo de O Roxal a partir de las ocho de la tarde, repartiendo regalos y caramelos entre los niños. Ferrol

Los Reyes Magos convierten sus cabalgatas en el centro de la ilusión