El alcalde visita el parque y pone el espacio a disposición de los vecinos

Alcalde Visita las Obras del Parque Reina Sofia
|

Una delegación del gobierno local encabezada por el alcalde, José Manuel Rey, visitó ayer –acompañada de los directores de obra y de responsables de la empresa Construmax– el parque municipal Raíña Sofía, que de esta manera fue simbólicamente puesto a disposición de la ciudadanía, una vez que los trabajos están prácticamente concluidos a falta, tan solo, de algunos detalles. Precisamente ayer los operarios ultimaban el suelo de arena del parque infantil, del que han desaparecido los juegos de  instrumentos musicales introducidos por el anterior gobierno y que ahora dispone de dos zonas lúdicas con los tradicionales columpios, toboganes y espacios para trepar.
Lo primero que llama la atención en la nueva imagen del parque es la desaparición de los muros, que era –precisamente– el principal objetivo de las obras. Se conserva, como un símbolo, la principal puerta de acceso forjada, rodeada de unas grandes letras con el nombre del parque y también se recupera un antiguo pórtico de cantería en la calle Imeldo Corral que se abre como un nuevo acceso al recinto. Pero además se crean nuevas entradas al parque, con una escalinata en la calle Espartero y una rampa en  Breogán.
El espacio es ahora, además de más accesible, más diáfano. El muro orientado a la calle Espartero se ha sustituido por una barandilla de color blanco –un tono que adquiere un gran protagonismo en el nuevo diseño– y en el mismo se ha abierto un mirador acristalado.  A lo largo de este tramo se han habilitado espacios con bancos “de conversación”, como los definió el autor del proyecto en su explicación.
También contribuye en gran medida a reforzar la concepción del parque como zona de paso entre barrios la desaparición del cierre de Imeldo Corral, formado por columnas de hormigón, de modo que ahora este espacio aparece totalmente abierto.
En el recorrido que el alcalde y los concejales de Urbanismo, Guillermo Evia, y Medio Ambiente, Borja Carro, realizaron ayer al Raíña Sofía se destacaron varias cuestiones. Las que más llamaron la atención a Rey Varela fueron la armónica combinación de elementos modernos con los clásicos que ya formaban parte del parque y el pavimento elegido para la zona del parque infantil, que combina la arena de algunos espacios con un suelo blando formado por pequeños granos de diferentes colores.
El regidor municipal se refirió en el transcurso del recorrido a este espacio como “una de las zonas más emblemáticas de la ciudad” y apuntó asimismo que lo que fue “un elemento fundamental del urbanismo de Ferrol recupera su esplendor”. En este sentido, hizo hincapié en la integración del Raíña Sofía en una zona a caballo entre tres barrios, Canido, Ferrol Vello y A Magdalena, de modo que servirá como zona de paso y se convertirá asimismo en elemento de unión entre ellos. Además, aludió al parque infantil señalando que ahora se trata de ponerlo en valor “y seguro que se llenará de niños, que es el objetivo fundamental”.
José Manuel Rey hizo mención especial al adelanto sobre el plazo de ejecución –finalizaba teóricamente en abril y solo faltan pequeños retoques que pueden llevarse a cabo con el parque en pleno uso– y al buen resultado de la inversión, 360.000 euros cofinanciados por el Plan Urban, “que a la vista está”.
Por su parte, el concejal de Urbanismo, Guillermo Evia, aseguró que el arquitecto autor del proyecto ha sabido interpretar lo  que el gobierno quería hacer en esta zona. Además de la creación de nuevos accesos, el edil –que es arquitecto de profesión– destacó el “acierto” de sustituir el parque infantil de juegos musicales que inauguró el equipo de Vicente Irisarri “viendo lo que hay ahora” y se refirió también al traslado de la caseta de mediciones medioambientales a una zona interior del parque menos visible que la que ocupaba con anterioridad.

seguridad
Por lo que se refiere a los hipotéticos problemas de seguridad que podría traer consigo la conversión del Raíña Sofía en un parque abierto, Evia dijo confiar “en los ferrolanos y en su civismo”. “Es importante tener un parque a la vista, accesible y del que se pueda disfrutar” –señaló. Y añadió: “antes era un elemento que separaba barrios y ahora es un elemento de unión, los ferrolanos van a saber apreciarlo y cuidarlo”.
También respondió a la pregunta sobre el futuro de los pavos reales que son tan característicos de este espacio. Recordó que incluso cuando existía el muro las aves salían en ocasiones del recinto para “pasear” por la calle Breogán, llegando hasta el muelle y hasta la calle Alonso López, pero que siempre volvían al parque, por lo que ahora seguirán haciéndolo. “La clave está en seguir alimentándolos”, apostilló, entre risas , el regidor municipal. n

El alcalde visita el parque y pone el espacio a disposición de los vecinos