Los vecinos de Neda salvan a una mujer que cayó con su coche al río Belelle

temporal lluvia al lado del AKI
|

Las intensas precipitaciones que se produjeron ayer durante todo el día dejaron a última hora de la tarde un terrible suceso en la villa de Neda. Una mujer se precipitó con su vehículo por un terraplen y cayó al río Belelle.
El accidente sucedió sobre las siete de la tarde. La conductora circulaba, ya de noche, por la ribera de San Nicolás, término municipal de Neda, cuando, por razones que se desconocen, perdió el control del turismo y se precipitó al agua, en la confluencia entre el río Belelle y la ría de Ferrol. Según una llamada recibida en el 112, una de las mujeres pudo haber alertado a un familiar de lo ocurrido.
Un vecino de la zona que vio como el coche se adentraba en la ría con dos ocupantes en el interior, se dispuso a rescatarlas. Con la ayuda de una de las embarcaciones pesqueras que están varadas en la zona pudo acceder al lugar donde se encontraba la conductora.
La virulencia del agua impidió al hombre volver a cotracorriente, así que decidió sacar a la mujer por la ribera de O Couto, donde la esperaba una ambulancia medicalizada para atenderla. La victima del accidente sufrió síntomas de hipotermia, pero fue atendida in situ y trasladada al Arquitecto Marcide.
Los bomberos sacaron del agua y de la zona pantanosa del margen de la ría a otras dos personas que también se habían tirado al agua para ayudar en el rescate. Aunque el CAE 112 dio aviso a Salvamento Marítimo de Ferrol, la rápida intervención de los vecinos de San Nicolás hizo innecesaria su presencia.

inundaciones
Este suceso no fue el único relacionado con las precipitaciones en la jornada de ayer. En torno a las nueve de la noche tres vehículos colisionaron a causa de la lluvia en la rotonda de acceso a la AP-9, en San Juan. La colisión se saldó sin heridos. La jornada fue una de las más intensas del año para los servicios de emergencias de la comarca. Se atendieron más de una docena de incidencias, todas relacionadas con las intensas lluvias. 
La rotonda de Freixeiro, debajo de la autovía, se inundó desde primeras horas de la mañana y provocó importantes retenciones. Los sumideros no fueron capaces de gestionar la cantidad de agua que recibieron y algunos colapsaron. Cosma, la empresa encargada de la gestión del agua en Narón tuvo que actuar en varios puntos. En Xuvia, junto a las obras del colector, se produjeron también importantes inundaciones. A última hora de la tarde, también se formaron grandes pozas de agua en varios viales del polígono de A Gándara. La intensidad del tráfico rodado en la zona, sobre todo de usuarios del centro comercial Odeón, dificultó la circulación en la zona durante varias horas. 
Cerca de allí, en la conocida como rotonda del diapasón, al final de la avenida de Esteiro, se produjo una de las mayores anegaciones. La cantidad de agua que discurría por la vía impidió circular a los vehículos, algunos de los cuales se vieron obligados a detener su marcha. 

desbordamientos
El río Cádavo tampoco pudo con el aumento de caudal que provocaron las lluvias y se desbordó una vez más en las inmediaciones de Perlío. El agua afectó a las viviendas más próximas y obligó a cortar dos calles. Los servicios de Protección Civil actuaron en la zona para impedir daños mayores. Pasadas las diez de la noche, varios dispositivos de emergencia tuvieron que actuar en media docena de casas de Neda. El río Belelle se desbordó en un tramo superior a los tres kilómetros y anegó diversos campos de cultivo y la planta baja de las viviendas próximas al caudal. 
La de ayer fue una de las jornadas de lluvia más intensas de los últimos años. La estación meteorológica del CIS de A Cabana recogió más de 60 litros por metro cuadrado, uno los registros más altos de Galicia en lo que va de semana.

Los vecinos de Neda salvan a una mujer que cayó con su coche al río Belelle