Formoso reclama primarias en el PSOE y que los candidatos aclaren su posición en la investidura

El presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso archivo ec
|

El presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, defendió ayer “dar voz a la militancia” para resolver la crisis que atraviesa su partido y requirió que los candidatos a esas primarias clarifiquen a la militancia su postura sobre “la situación de bloqueo” en el Congreso. “Solo hay tres opciones”, señaló el socialista, y planteó que únicamente caben la abstención –rechazada por “una parte clara” de la militancia–, la formación de “un Gobierno de progreso” o “terceras elecciones”.

“Cualquier compañero que tenga ilusión por liderar este proyecto tiene que tener clara cuál es su opción”, recalcó, sin dejar de advertir de que nadie puede “esconderse” tras “otro tipo de argumentos”.

Haciendo hincapié en la importancia de “hablar claro a la militancia”, Formoso reivindicó que su partido “nunca ha tenido miedo de dar voz a la militancia” y que, además, así figura en las normas de su formación.

Partidario de que se haga “cuanto antes”, también aprovechó para responder a quienes “llevan bastante tiempo preocupados por resolver conflictos internacionales como el de Venezuela”. “Que dediquen el mismo esfuerzo a pacificar el partido, que les dio lo que son”, sentenció González Formoso.

A renglón seguido, Formoso pidió “perdón” a todos los ciudadanos, que están asistiendo a una situación que “no debería producirse en una organización que ha sido, es y será responsable de la gestión” en tantos puntos del país. Y, sin querer abordar en este momento el futuro del PSdeG, toda vez que ahora se está dilucidando el de “la casa principal”, sí habló del resultado de las últimas elecciones gallegas.

A este respecto, Formoso admitió que no fue “bueno”, pero puntualizó que “es aceptable” teniendo en cuenta “el escenario” de “muchas diferencias públicas” en el seno del partido antes y durante la campaña.

Por su parte, la presidenta de la Diputación provincial de Pontevedra, la socialista Carmela Silva, se mostró “muy preocupada” por la “situación dramática” que atraviesa su partido político e hizo un llamamiento para que “se recupere el principio de fraternidad”.

 

excepción

Haciendo una “excepción” en su norma de no hablar de asuntos de partido en la institución provincial, Carmela Silva respondió ayer en rueda de prensa a las preguntas de los periodistas sobre la crisis interna que vive el PSOE.

Así, ante el comité federal que se va a desarrollar hoy, al que asistirá, hizo un “llamamiento” a un “debate sereno” y para “que se abandone la política de trincheras” y “se recupere el principio de fraternidad”. “Espero que sea el primer paso para volver a hacer fuerte al Partido Socialista”, indicó la presidenta provincial. Carmela Silva reclamó que se defiendan las distintas posiciones “con argumentos políticos”, que se abandonen las descalificaciones que durante los últimos días están manifestando los diferentes dirigentes a través de los medios de comunicación y que se lleve a cabo una “reflexión profunda”. La socialista pidió también “un análisis sobre los motivos por los que pierde apoyo electoral” el Partido Socialista y animó a que se defina “un proyecto claro” para España, indicando que “cuando el PSOE no se encuentra con estabilidad, el país sufre muchísimo”.

Silva añadió que, en estas situaciones, “siempre gana la derecha”, y se refirió a los resultados electorales de los últimos comicios en Galicia y en el País Vasco.

En este sentido, Silva indicó que en Galicia se encuentran por debajo del 18 por ciento de los votos “y esa situación terminan por sufrirla los gallegos”, apuntando que “todo lo bueno” que le pasó a España en materia de sanidad, educación o derechos “fue cuando el PSOE se encontraba fuerte”.

Formoso reclama primarias en el PSOE y que los candidatos aclaren su posición en la investidura