La modalidad específica, la otra cara de la moneda con más de 150 solicitudes

|

La implantación de la Lomce no impedirá continuar en la ciudad y comarca con unos programas pioneros en la comunidad gallega que desde hace 14 años han conseguido unos importantes índices de inserción laboral –la media se sitúa en el 30%–. Los antiguos PCPI promovidos por varios institutos de la zona en virtud de un convenio entre las Consellerías de Traballo y Educación y que permiten una modalidad de enseñanza con un gran peso de las prácticas de trabajo gracias a la implicación de las empresas seguirán desarrollándose en el marco de la nueva FP Básica. Lo harán a través de una modalidad específica que combinará durante la semana dos días de formación en el instituto y tres en empresas. Este año están implicados en la iniciativa los IES Canido –con el perfil de Restaurante e Bar–, Ferrol Vello –Industrias Alimentarias–, Catabois –Servizos Comerciais (Reposición) y Carpintaría– y Fernando Esquío de Neda –Almacén–. El plazo para presentar la solicitud de admisión concluye hoy y hasta el momento se han recibido ya más de 150 solicitudes para las 75 plazas disponibles. Están destinados a personas a partir de 16 años, desempleados y que no tengan superado ni la ESO ni FP. Tienen un año de duración y para conseguir el título de FP Básica habrán de realizar un segundo curso en un instituto con la misma especialidad. Su objetivo principal es el acceso al empleo más que la continuidad del alumno en el sistema educativo. n p.c.r.

La modalidad específica, la otra cara de la moneda con más de 150 solicitudes