Los investigadores creen que las pruebas avalan las comisiones recibidas por CDC

|

Apuntes, manuscritos y documentos económicos refuerzan la tesis de que la empresa Teyco pagó comisiones del 3% a CDC, unas sospechas que giran en torno a un documento que recoge mordidas de alrededor de 250.000 euros a cinco ayuntamientos, aunque la cifra de consistorios podría aumentar.

Según fuentes de la investigación, el documento encontrado en el despacho del exconsejero delegado de Teyco Jordi Sumarroca el pasado julio que detalla adjudicaciones de ayuntamientos controlados por CDC y posibles comisiones del 3% no es el único que avala la tesis de las mordidas que pudo pagar la empresa a cambio de los contratos públicos.

Los investigadores también encontraron otros papeles, sobre todo de carácter económico pero también alguno manuscrito, que refuerzan esa teoría, y así lo refleja la Guardia Civil en los informes (hasta tres) que ha aportado al juez de El Vendrell (Tarragona) que lleva el caso y que el pasado viernes ordenó el registro a la sede de Convergencia Democratica de Catalunya y su Fundación CatDem.

En el documento clave figuran tres columnas: una con el nombre de cada uno de los cinco ayuntamientos dirigidos por CDC que otorgaron a Teyco las adjudicaciones supuestamente amañadas, otra con la cantidad de la adjudicación y una tercera con el 3% de ese dinero.

Estos ayuntamientos son Sant Cugat del Vallés (Barcelona), Sant Celoni (Barcelona), Figueres (Girona), Lloret de Mar (Girona) y Torredembarra (Tarragona), aunque solo los cuatro primeros fueron registrados el viernes porque el cuarto ya lo ha sido en tres ocasiones dentro de la investigación del juez de El Vendrell que dio lugar a este nuevo caso de corrupción.

La cifra total de esas cinco comisiones estaría en torno a los 250.000 euros, según las mismas fuentes, que no descartan que haya más ayuntamientos de CDC que concedieran obras a cambio de mordidas, lo que se verá en el análisis de la documentación incautada contrastándola con la de la empresa Teyco. 

En el registro del pasado viernes, los fiscales anticorrupción José Grinda y Fernando Bermejo se encontraron con papeles en los que se leía “Teyco” en una trituradora, así como una carpeta oculta tras la caja fuerte del administrador de CDC y CatDem, Andreu Viloca, que contiene documentos como un contrato entre dos empresas y un poder.

Los investigadores barajan que esta carpeta se ocultara a propósito o que se hubiera caído ese día detrás de la caja fuerte (que es de pie, no de pared) al sacarlos alguien antes de la llegada de la comisión judicial, ya que hasta la seis de la tarde no empezó el registro a la sede de CDC en espera de la orden del juez.

En los documentos de la carpeta aparece el porcentaje del 3%, aunque se desconoce si está relacionado con algún aspecto del propio contrato o con una posible comisión.

Paralelamente, la Policía Nacional investiga, en otro procedimiento relacionado con el Palau de la Música, cuentas en Gibraltar encontradas al extesorero de CDC Daniel Osácar, cuyo domicilio también fue registrado el pasado viernes por la mañana. Aparte de los informes de la Guardia Civil, en juez cuenta en la causa con un cuarto informe de la unidad de apoyo de la Fiscalía Anticorrupción de la Agencia Tributaria, que analiza los flujos de capital de CatDem, la fundación que recibió supuestamente las comisiones para hacérselas llegar a CDC. 

Por su parte, el coordinador general de CDC, Josep Rull, denunció que la Guardia Civil se llevó el pasado viernes material “sensible” sobre estrategia “política” de la sede de la fundación CatDem y puso de relieve que el registro se hizo a pocos días de las elecciones catalanas del 27 de este mes.

Los investigadores creen que las pruebas avalan las comisiones recibidas por CDC