El Gobierno avisa de que hará cumplir la ley a Cataluña tras declararse soberana

artur mas participa en un acto en honor de salvador espriu en el palau de la música efe
|

El Gobierno avisó ayer que “hará cumplir la ley” ante la declaración de soberanía del Parlament y su “derecho a decidir”, mientras que el ejecutivo catalán de Artur Mas contempla celebrar una consulta no vinculante en la que tengan derecho a votar los mayores de 16 años con un censo modificado.

Según el conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, “hay un artículo del Estatut que dice que tenemos competencias exclusivas” para convocar consultas, pero que “no pueden ser refrendatarias”, ya que el Gobierno español es quien tiene la competencia sobre estas últimas.

En unas declaraciones radiofónicas, apuntó que, aunque el resultado de la consulta no sea jurídicamente vinculante, sí que lo sería “desde un punto de vista político”, puesto que equivaldría a “escuchar la voz del pueblo”, y añadió que en la “fase final” de la elaboración de la Ley de Consultas “se definirá si hay margen”.

Un día después de que el Parlament aprobara la declaración que proclama que el pueblo catalán es sujeto jurídico y político con soberanía para ejercer el “derecho a decidir”, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, afirmó de forma breve y escueta que el Gobierno “va a cumplir y va a hacer cumplir la ley”.

Mientras, la mayoría de las comunidades se mostraron ayer muy críticas con la declaración de soberanía aprobada en el Parlamento catalán para iniciar un proceso de autodeterminación, a excepción de los Gobiernos del País Vasco y Canarias, que se han limitado a expresar su respeto institucional.

Grave error, disparate descomunal, absoluta tomadura de pelo, proyecto inadmisible, revancha personal de Artur Mas, camino sin salida y ataque a España son algunas de las expresiones utilizadas.

Así, el presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, mostró su “absoluto respeto a quienes toman decisiones en sintonía con su conciencia”, pero afirmó que la declaración es “una absoluta tomadura de pelo” .

En opinión del Gobierno andaluz, el giro dado en Cataluña propone “una aventura hacia ninguna parte” y nace de una “premisa inadecuada”.

Desde la Comunidad Valenciana, el presidente Alberto Fabra calificó de “error” y de “cortina de humo” los planes independentistas de Cataluña.

Alberto Núñez Feijóo, presidente de Galicia, vinculó lo que considera falta de solvencia de la Generalitat con la iniciativa de declaración de soberanía y ha indicado que el Gobierno catalán busca un “enemigo exterior” ante su “incapacidad para pagar las facturas”.

El líder del Ejecutivo extremeño, José Antonio Monago, se preguntó si Artur Mas está dispuesto a devolver los 35.178 millones de euros que el Estado invirtió en Cataluña en los últimos trece años y que sitúa a esta comunidad como la que más inversión recibió, el 14,6% del total, solo por detrás de Andalucía.

El Gobierno avisa de que hará cumplir la ley a Cataluña tras declararse soberana