El Racing pierde su colchón

Borja Freire, durante el encuentro del pasado sábado ante el Celta B josé lores/faro de vigo
|


Tres jornadas sin ganar y una de “descanso” por el aplazamiento del partido que debía enfrentar al equipo ferrolano con el Palencia han reducido a la mínima expresión su ventaja sobre las cinco posiciones que conllevan peligro de perder la categoría. Por eso, a pesar de continuar en la duodécima plaza de la tabla clasificatoria, el cuadro verde solo tiene un punto de renta sobre la posición que obliga a ganar una eliminatoria para mantenerse en Segunda B–el Boiro la ocupa en la actualidad–. Mientras, los cuatro últimos lugares, los que llevan a perder la categoría con seguridad, están a tres puntos –el Guijuelo es el que “abre” esta zona–.
A pesar de esta situción, el entrenador racinguista, Miguel Ángel Tena, recordó que el objetivo del equipo ferrolano es ir “partido a partido”. Así que de cara al encuentro de la semana que viene contra el Pontevedra, la idea es “intentar puntuar en casa. Es lo que pretendemos todas las semanas para, de esta manera, llegar cuanto antes al objetivo de la permanencia que nos fijamos”.
El encuentro contra el Pontevedra lo enfrentará, por segunda semana consecutiva, a uno de los equipos situados entre los cuatro primeros de la tabla clasificatoria, los que clasifican para la fase de ascenso a Segunda. “Se trata de un buen equipo, que está haciendo una buena temporada y que está dirigido por un buen entrenador (Luisito), que está quitando mucho rendimiento a sus jugadores”, describe antes de decir que “tenemos que dar un nivel alto, como ante el Celta B, de cara a lograr la victoria”.

El Racing pierde su colchón