Asignatura pendiente a domicilio

El cuadro verde está riendo a un buen nivel en los partidos que juega en A Malata | jorge meis
|

Para ser campeón del grupo 1 de Tercera, o al menos clasificarse para la fase de ascenso a Segunda B, el Racing necesita empezar a sacar rendimiento de los partidos que dispute como visitante. Un solo punto en los dos partidos que disputó lejos de A Malata lo colocan en la antepenúltima posición de la clasificación referente a los partidos jugados como visitante. Y eso lo mantiene en la quinta posición de la tabla a pesar de que en cuanto a los encuentros jugados en casa sea el mejor de las veinte formaciones del campeonato.
El partido de este domingo frente al Paisaco le brinda una nueva oportunidad de ganar a domicilio, algo que no hizo ni contra el Somozas –derrota en el estreno liguero por 4-0– ni hace dos semanas frente al Alondras –empate sin goles–. “Pero hay que partir de la base de lo que pasó en Cangas: mantener la portería a cero, ser un equipo muy fiable, no cometer errores tontos en un campo de hierba artificial y que el balón no pase mucho tiempo en tu campo, sino en el del rival”, receta Diego Rivas. .
Incluso, el cuadro verde espera estrenar su casillero realizador lejos de A Malata, porque hasta ahora no ha sido capaz de perforar la portería contraria. Así que, como explica el cancerbero naronés, “si estamos acertados y tenemos un poco de suerte podremos meter un gol”. Pero siempre partiendo de la base de mantener la portería a cero, que es lo que permitirá al cuadro verde sumar al menos un punto o, incluso, los tres en caso de conseguir algún tanto. l

Asignatura pendiente a domicilio