Acnur cree que España no tiene excusas para ralentizar la acogida de refugiados

Syrian refugees wait to board a Jordanian army vehicle after crossing into Jordanian territory with their families, in Al Ruqban border area, near the northeastern Jordanian border with Syria, and Iraq, near the town of Ruwaished, 240 km (149 miles) east
|

La representante en España del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Francesca Friz-Prguda, afirmó que una vez que España ha comenzado a reubicar en su territorio a refugiados en cumplimiento de los compromisos alcanzados con la Comisión Europea, “no hay excusa para no acelerar el proceso”.

Señaló que “el ritmo evidentemente no es el adecuado”, pues España se comprometió a acoger a 16.000 personas que se encuentran en territorio europeo y a otras 1.400 que están en países limítrofes a Siria, y han llegado de momento 315 personas, todas menos 18 entre los meses de mayo y julio, aunque el compromiso se oficializó en septiembre del año pasado.

“Ahora se ha hecho un pequeño salto adelante, pero obviamente hay que sostenerlo con un buen promedio. La Comisión Europea calculó que habría que reubicar a unas 6.000 personas al mes en la UE para poder cumplir los compromisos. España ahora ha abierto 400 plazas más para reubicar personas desde Grecia, hay que seguir incrementándolo”, apuntó.

Según explicó, “no es todo blanco o negro” en el proceso de reubicación y “no es que uno tenga la culpa y el resto hayan hecho sus tareas”. “Al principio ha habido muchos problemas de conectividad, problemas en los hotspots (puntos de identificación de solicitantes de asilo), falta de personal como intérpretes y un conjunto de causas que no han facilitado el proceso, pero después entra también un componente de voluntad política, de hasta dónde das prioridad al compromiso”, apuntó.

En este sentido, incidió en que los estados “necesitan determinación” para superar esos obstáculos y realizar un análisis en diálogo con todos los actores para identificar dónde está el problema y solucionarlo. “Creo que se ha dado todo un conglomerado de factores y que ahora, con la experiencia de haberlo hecho y haber reubicado refugiados, no hay excusa para no acelerar drásticamente el ritmo”, comentó.

Friz-Prguda destacó “proyectos muy concretos” que se han puesto sobre la mesa en España y que ayudarían a incrementar la reubicación y el reasentamiento de refugiados. 

“Hay muchas comunidades que han elevado ofertas muy concretas, así que no es por falta de capacidad de acogida o de ganas de integrar, lo que falta es vehicular todas esas ofertas, chequearlas en términos de transparencia y controles de calidad y materializarlas”, dijo.

Friz-Prguda puso como ejemplo de que si se puede, se quiere, el caso de Suecia, donde al hilo de la crisis humanitaria “el sistema de asilo ha pasado por un análisis en profundidad y un cambio de modelo que ha supuesto una mejoría muy notable en términos de eficacia, eficiencia y transparencia”. 

“Es impresionante como funciona ahora, con mecanismos de control de calidad absolutamente incorporados e independientes, porque mostraron voluntad de aprender, de discutir y de rendir cuentas”, añadió la representante en España de Acnur.

Acnur cree que España no tiene excusas para ralentizar la acogida de refugiados