El Galicia de Mugardos visita al colista en un partido complicado

|

 Semana triste en el Galicia de Caranza tras el fallecimiento de su jugador César Torrente García. El club decretó dos días días de luto en los que ninguna de sus escuadras se ejercitó y, cuando han regresado al trabajo, todas las formaciones de A Pedreira, incluido el primer equipo, lo han hecho con mayor motivación y con el firme propósito de dedicarle un triunfo al que fuera su compañero.

La formación que dirige Stili lo intentará en el siempre difícil campo de Sangoñedo –16.30 horas– ante un Chantada que, aunque figura en el último puesto de la clasificación, es un rival lo suficientemente respetable como para que los mugardeses acudan al envite con muchísima precaución. Se trata de un equipo con una plantilla corta que se resintió de las lesiones que padecieron varios jugadores en el inicio del campeonato. Ahora, con todo su grupo prácticamente recuperado, está tratando de recuperar el terreno perdido sumando en todas las ocasiones que se les presenta. Como local, además, gana en intensidad y resulta muy peligroso.

“Si no salimos mentalizados nos pueden poner en problemas”, apunta Stili quien, además, llama la atención sobre el hecho de que en este momento del campeonato los equipos de la zona baja son muy peligrosos pues se juegan sus últimas bazas para no quedarse definitivamente descolgados.

 

Ausencias

Canosa, con una contractura; Jorge Pérez, con una fisura en la costilla; Fran, que sufrió una distensión en la rodilla; y Martín, por problemas personales, serán baja en las filas del Galicia de Mugardos para esta confrontación en la que intentará mantener su racha de dos partidos sin conocer la derrota.

 

El Galicia de Mugardos visita al colista en un partido complicado