Un millar de personas protesta contra incendios y pide futuro para el rural

el monte pindo quedó arrasado por el fuego, mientras los conselleiros se interesan por las labores de brigadistas e investigadores efe
|

Un millar de personas se ha manifestado hoy en Santiago de Compostela contra los incendios forestales y en demanda de una política forestal que permita al rural encarar el futuro.

Convocados por la Asociación Monte Pindo, que fue arrasado recientemente por un incendio forestal, la marcha se inició en la alameda compostelana con una pancarta de cabeza con el lema "Por una Galicia sin incendios. Por un rural con futuro".

En otras pancartas se demandaba la creación de un parque natural en O Pindo y se exhibían frases como "Nunca máis. No al terrorismo forestal", "Por un monte gallego vivo y con futuro" o la que portaban trabajadores del servicio de emergencias: "Trabajadores del 112 contra la incompetencia", mientras se corearon consignas de "Basta ya de quemar" o "Prevención y no extinción".

A la convocante se unieron en apoyo a la manifestación hasta unas 80 asociaciones sociales, culturales, ecologistas, partidos políticos de la oposición y sindicatos, de manera que la de Monte Pindo señaló en un comunicado que ya no es un acto suyo, "sino de todos los gallegos con conciencia por los problemas que vive su territorio y que están dispuestos a pasar del dicho a los hechos para exigir soluciones".

En el escrito con los motivos de esta iniciativa, los convocantes consideran que "la catástrofe del Monte Pindo certificó el absoluto fracaso de una política ambiental y de montes que desatendió por completo la prevención de los incendios en los espacios naturales, rechazó avances en materia de ordenación, multifuncionalidad, fomento de actividades tradicionales y especies autóctonas, para centrarse en entregar nuestro territorio a intereses especulativos y empresas contaminantes".

En declaraciones previas a la marcha, el presidente de la asociación Monte Pindo, Xilberto Caamaño, denunció que "la Xunta de Galicia ha olvidado el rural y de los montes y se gasta su presupuesto en extinción, se vuelca en la extinción -insistió-, y no en la prevención".

Así, recordó que los vecinos de Monte Pindo llevan "tres años solicitando la declaración de parque natural y la Xunta hizo oídos sordos, porque le avisamos de que esto iba a pasar, pues el Monte Pindo arde cíclicamente cada 8 o 10 años".

Subrayó, asimismo, que ahora es necesario evitar que la ceniza y la tierra baje del monte al mar por las lluvias, pues hay 17.000 toneladas de tierra y ceniza que pueden llegar a la ría de Corcubion y afectar a los bancos de berberecho y la reserva marina de Lira.

"Pedimos que inmediatamente, sin más dilación, tomen medidas sembrando hierba y gramíneas y, con los eucaliptos y pinos quemados, se hagan diques para que esa tierra no llegue al mar, porque, sino, va a ser otra catástrofe", advirtió.

Un millar de personas protesta contra incendios y pide futuro para el rural