Las fuertes lluvias de ayer dejaron intransitables casi todos los viales de la comarca de Ferrol

Diario de Ferrol-2013-10-22-009-dc57aa72
|

Circular ayer por la comarca de Ferrol de las tres de la tarde en adelante se convirtió en algo casi imposible. Las lluvias torrenciales anegaron la práctica totalidad de las carreteras, con especial incidencia en algunos puntos en los que ya suele ser habitual, como es el caso de la carretera de la Trinchera, la avenida del Mar, la plaza de la Constitución y el paseo de Irmandiños, en Ferrol; el entorno del río Cádavo, en Fene; y la rotonda de Freixeiro, el barrio de A Gándara y el puente de As Cabras, en Narón.
Como consecuencia de las inundaciones, se produjeron grandes retenciones de tráfico, que afectaron en mayor medida al acceso a la autopista en O Couto desde el polígono de A Gándara, en el que llegaron a registrarse largas caravanas; las conexiones también con la AP-9 en la zona de Freixeiro; y la carretera de Castilla en las inmediaciones de la plaza de España –se cortó el acceso al parking–.
Además de los viales, el agua anegó una de las plantas del aparcamiento subterráneo del Cantón, así como locales comerciales y viviendas en Fene, principalmente en la zona de San Valentín; en Mugardos, en la zona de O Camiño Grande; en Cariño y en Valdoviño.
Los bomberos de Ferrol realizaron un total de 25 salidas durante la tarde, de las que 16 correspondieron a inundaciones de viales, seis en viviendas y negocios y las restantes consistieron en la retirada de un talud de tierra y varios árboles que cortaban calzadas en O Val y O Couto. En el caso del talud, se trataba de un desprendimiento de tierras a la altura del paso peatonal existente entre Santa Mariña y el Ensanche. Se vio afectado un tren de FEVE, que pudo reanudar la marcha al poco tiempo.
En cuanto al viario, según los bomberos los mayores problemas se registraron en las rotondas de Freixeiro; y la conexión de la F-11 con la autopista en O Couto, en donde el agua acumulada llegaba a la cintura.
Por lo que respecta a las viviendas, los bomberos del parque municipal de A Gándara tuvieron que intervenir en inmuebles situados en las calles Río Porto, Iglesia y Manuel Comellas, en Ferrol, así como en otra de la parroquia de Santa Cecilia, en las instalaciones del gimnasio Bunkai  y de Renault.En cuanto al centro de la ciudad, el punto más conflictivo estuvo en la calle de la Iglesia, a la altura de la plaza de la Constitución.
Por su parte, la Policía Local de Narón señaló que el barrio de A Gándara fue uno de los más afectados. Las lluvias torrenciales provocaron inundaciones en la zona de Alcampo y en los viales situados en las inmediaciones del colegio público, que también registraron grandes atascos de vehículos. También hubo inundaciones en bajos de la carretera de Castilla.
Asimismo, en la población aresana de Redes, las lluvias provocaron que se inundase la plaza del Pedregal.
En el término municipal de Fene, los problemas se concrentraron en las calles Río Cádavo y Santa Olaia, la avenida del Mar y el paseo de San Valentín. También se anegaron varios bajos en diferentes puntos del municipio, en Barallobre se desplomó un terraplén y en la zona de Lubián cayeron varios árboles que cortaban viales.
 La gran cantidad de incidencias registradas propició que, durante la mayor parte de la tarde, las líneas telefónicas de las respectivas Policías Locales de los municipios de la comarca, así como de los bomberos de Ferrol,  permaneciesen saturadas de llamadas de vecinos comunicando problemas y solicitando ayuda.
Por otra parte, según la información facilitada a este periódico por el vecino de Maniños Jaime Fraga,colaborador con el Instituto Nacional de Meteorología, desde las cinco de la tarde recogió 67 litros en solo dos horas y media.

Las fuertes lluvias de ayer dejaron intransitables casi todos los viales de la comarca de Ferrol