El convenio para el saneamiento de A Malata completa las obras de depuración

|

Con la firma del convenio suscrito ayer entre la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, y el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, para el saneamiento de la ensenada de A Malata se abre la última etapa de las obras que completarán la depuración íntegra de la ría de Ferrol.
Una vez rubricado el acuerdo, se procederá a la puesta a disposición del organismo autonómico por parte del Concello de los terrenos afectados –de propiedad municipal, Autoridade Portuaria y Demarcación de Costas– para poder iniciar la licitación de las obras y su desarrollo.
La inversión prevista es de 7,1 millones y, como recordó la conselleira Beatriz Mato, se trata de la tercera fase de las actuaciones, que ya han supuesto una inversión de 131 millones, en la primera de ellas; y 55, en la segunda. Por su parte, en la margen sur de la ría –Ares, Fene, Mugardos– se han invertido 76,2 millones de euros.
El regidor local, Jorge Suárez, calificó el día de ayer como importante para la ciudad, para completar una intervención “que abre unha xanela de oportunidades ao sector productivo e da ría como zona recreativa e de lecer”.
La cooperación entre administraciones –recordó otras actuaciones de calado como la reforma del CHUF o la residencia de mayores prevista para O Boial– también fue valorada por el alcalde, que mostró su esperanza en que se pueda contar con la Xunta para las obras que restarían en el río da Sardiña y en la zona rural para poner fin a las carencias en materia de saneamiento del concello ferrolano.
La conselleira hizo hincapié en la inversión “máis importante da historia da depuración” en la comunidad y la prioridad que ha supuesto la ría de Ferrol.
Actuaciones
Las obras que incluyen esta tercera fase del saneamiento supondrán la construcción de un tanque con una capacidad de 1.500 metros cúbicos en A Malata, otro en las proximidades del CIS, de 500 metros cúbicos, una estructura de regulación en las inmediaciones del muelle Fernández Ladreda así como una nueva red de colectores –cinco–, y remodelación del bombeo de la zona de A Cabana. Las actuaciones permitirán prestar servicio a una población de unos 15.000 habitantes del entorno.
Con esta fase concluye el saneamiento previsto, que supuso la construcción de la EDAR de Cabo Prioriño, un emisario submarino y otro terrestre –131 millones–, además de la renovación de la red de interceptores generales, con la construcción de 14,4 kilómetros de nuevos colectores y la actualización de otros diez. También se construyeron 12 nuevos tanques de tormenta –55 millones en la segunda parte de la intervención–. En la margen sur se invirtieron 76,2 millones en la EDAR de Punta Avarenta y la red de colectores en los tres concellos de Ares, Fene y Mugardos.
Aunque las obras previstas están concluidas, la conselleira señaló que el Plan Hidrolóxico continúa hasta 2020, y ha destinado, de los 664 millones, un total de 131 para las rías de la comunidad, lo que permitirá que al final del período de conclusión del plan “as augas estén en óptimas condicións nun 98%”. l

El convenio para el saneamiento de A Malata completa las obras de depuración