El sector comercial y hostelero se concentra en las calles peatonales

La calle Real, peatonal en un 75% de su espacio, tiene más del 80% de los bajos ocupados, una cifra que en el caso de la calle Galiano también es elevada, un 75% | daniel alexandre
|

Cierres de establecimientos, locales vacíos, edificios en ruinas o caos de estacionamiento pueden ser realidades del barrio de A Magdalena. También lo son, sin embargo, calles peatonales con un más del 80% de los bajos ocupados y, en todo caso, un 62,48% de los locales en plena actividad.


El Foro Ferrol Vivo se ha encargado de dar esta completa visión del estado de los bajos del casco histórico de A Magdalena, desde comerciales a oficinas o institucionales, para poner sobre la mesa la realidad de la peatonalización y el revulsivo que puede suponer esta para el sector. Eso sí, con condiciones y en los tiempos adecuados.

El estudio aporta datos como la existencia de un total de 1.090 bajos en las calles del barrio de A Magdalena, de los cuales un 65,87% se encuentran con actividad frente a los 34,13% que se encuentran cerrados, en ruinas o en edificaciones paralizadas, es decir, a medio construir. Con estos datos queda de manifiesto que aunque la situación no sea excelente, la mayoría de los bajos están ocupados frente al estado de abandono del centro del que se habla genéricamente.

Por negocios, se destinan a uso comercial y empresarial la gran mayoría de los activos, un 62,48%, mientras que a usos sociales e institucionales solo se destinarían un 3,39% de los bajos del barrio. Como se explicó desde el Foro Ferrol Vivo, dos tercios de los espacios estarían activas frente a un tercio “muerto”.

Calles más activas
Los datos del estudio de campo destacan el hecho de que las zonas con más actividad y movimiento, que cuentan con más bajos de inmuebles ocupados son también las más próximas a la plaza de Armas, es decir, el centro del casco histórico, el espacio comprendido entre la calle del Carmen a la Sánchez Barcáiztegui. Por el contrario, los más cercanos a la plaza de España, aun en zonas peatonales, son los de menor “vida” del barrio, algo que desde los autores del estudio achacan “aos anos nos que se prolongaron as obras, que afectaron non só á propia praza, senón aos negocios dunhas rúas que neses anos, ademais, foron peaonalizadas, como María ou Magdalena–”. De hecho estas calles son las que concentran más locales cerrados en sus bajos.
El Foro Ferrol Vivo considera la peatonalización como un efecto positivo y como muestra aporta datos tan relevantes como que la calle Real, que es la que mayor peatonalización tiene –un 75%– es también la que dispone del mayor número de bajos ocupados –un 81%–. La calle Galiano también tiene en activo un 75% de sus espacios.

En el lado opuesto se encuentran calles como Sol, totalmente abierta al tráfico, con solo un 53% de los locales abiertos, o María –solo peatonalizada en parte– con un 57%.


Los tipos de establecimiento también aportan información interesante, sobre todo, como explican desde el Foro, a la hora de buscar un fomento de actividades, centrándolas en las calles más “tematizadas”. El comercio vario copa un 50,95% de la actividad –347 establecimientos–, frente a las oficinas o espacios vinculados a la salud, con un 19,24% –131 locales–. La alimentación, un 6,61% –45 espacios– y el cuidado corporal, 4,85% –33 locales– completan la oferta que se ofrece en las distintas calles del barrio de A Magdalena. l

El sector comercial y hostelero se concentra en las calles peatonales