A Fervenza rinde visita al duro Ordizia

|

 El Comarcal A Fervenza retoma la competición esta tarde con un complicado desplazamiento a la cancha de uno de los rivales con más potencial de su grupo, el Estanda Ordizia vasco –son las vigentes subcampeonas de Segunda División–. Las de Ferrolterra han vivido más de un mes de parón liguero –su jornada de descanso coincidió con la última antes de las vacaciones–, aunque no de inactividad, ya que su actual situación en la clasificación, en la que aparecen penúltimas, no ha dado precisamente pie a la relajación en el grupo, que ha continuado trabajando.

Este viaje a Euskadi llega en la décima jornada, con solo dos choques por delante para finalizar una primera vuelta de competición que no ha sido muy favorable a los intereses del equipo entrenado por Mavi Vieira y Pili Costa. Su posición en la tabla es frágil, puesto que solo tiene tres puntos de renta sobre la posición que condena al descenso y hasta el momento no han sido capaces de sumar ni un solo punto a domicilio.

 

Rival

El Estanda Ordizia, como todos los equipos vascos, es una escuadra con un buen físico, que lucha hasta el final de los encuentros y presiona mucho a sus contrincantes, esperando aprovechar su oportunidad. Aunque suele ser poderoso en su feudo, donde ha superado a formaciones de la zona alta como el Valdetires, no es invulnerable, como demuestran las dos derrotas que ha sufrido en estos meses –curiosamente solo ha caído una vez en sus partidos a domicilio–.

El Comarcal a Fervenza deberá poner sobre el parqué del pabellón Majori Kiroldegia –el choque dará comienzo a las 18.15 horas– todo el trabajo efectuado durante este parón navideño si quiere traerse un resultado positivo. Las entrenadoras no podrán contar con Laura Fernández, por lesión, ni Sofía, por motivos laborales.

 

A Fervenza rinde visita al duro Ordizia