La Unidad de Antropología del Imelga de Ourense analizará los restos óseos de Mugardos

casa de mugardos donde aparecieron los huesos
|

Los restos óseos humanos hallados en el curso de una excavación en el municipio de Mugardos ya están en poder de los forenses de Ferrol, que los remitirán a la Unidad de Antropología del Imelga de Ourense para su análisis. Se trata de determinar la antigüedad de los mismos, si pertenecen a hombres o mujeres y la edad de los mismos, para que, de este modo, la Policía Judicial de la Guardia Civil disponga de datos para completar la investigación que se está realizando al respecto.
Como ya se informó ayer, los restos se corresponden con un cráneo al que solo le falta la mandíbula inferior, un hueso occipital y lo que podrían ser dos trozos de un húmero o un fémur. Otros fragmentos óseos ya se perdieron, puesto que fueron depositados en un contenedor por los trabajadores que realizaron el hallazgo.
El descubrimiento se produjo el miércoles de la semana pasada, cuando se estaba realizando el desbroce y vaciado de una casa ruinosa que está situada en la parte posterior del edificio número 34 de la avenida del Mar de Mugardos.
Los obreros restaron importancia a la aparición de los huesos, por creer que no eran reales, ya que la calavera tenía restos de pintura gris, y dejaron los más grandes encima de una barbacoa. El viernes siguiente se percataron de que habían desaparecido y finalmente la Policía Local de Mugardos los recuperó el pasado martes en el domicilio de un vecino de la villa que había comentado en algún bar el “botín” conseguido, si bien después manifestó a los agentes que su intención era darles “cristiana sepultura”.
El alcalde, Xosé Fernández Barcia, manifestó ayer a este diario ser el primer sorprendido por el hallazgo, añadiendo que, por lo que él recuerda, no hubo ningún desaparecido en la zona, por lo que puede tratarse de restos de algún episodio ocurrido durante la guerra civil.
Apuntó, asimismo, la posibilidad de que pudieran pertenecer a algún médico o estudiante de Medicina que hubieran decidido deshacerse de ellos una vez que dejaron de serle útiles, pero también le sorprende el hecho de que los huesos pertenezcan al menos a dos personas.
Según Fernández Barcia, las últimas personas que vivieron en la casa en la que se produjo el hallazgo fueron un marinero y su esposa, ya fallecidos. De eso hace entre 30 y 40 años, según el alcalde mugardés.

Paralización de las obras
En cuanto a las obras que se estaban realizando en esa parcela, el regidor del Concello de Mugardos informó de que ayer por la mañana firmó un decreto de paralización de las mismas por carecer de licencia. No obstante, los trabajos ya estaban suspendidos y la zona acordonada por la Policía Local desde la noche del pasado martes, cuando se tuvo conocimiento de la aparición de los restos óseos. n

La Unidad de Antropología del Imelga de Ourense analizará los restos óseos de Mugardos