El barrio de San Pablo reclama mejoras y la posibilidad de ser declarado ARI

Kepha viviendas San Pablo
|

El parque de viviendas del barrio de San Pablo cuenta con pisos que han pasado a propiedad particular y muchos otros que todavía están en manos el Instituto Galego da Vivenda e Solo. El mal estado de conservación de estas casas se remonta a muchos años atrás y ha sido objeto de arreglos puntuales y de continuas demandas vecinales que han hecho que las casas no solo rocen el límite de la habitabilidad sino que han convertido al barrio en una zona problemática, desde el punto de vista de la convivencia y la falta de seguridad.

El representante del barrio en las asambleas vecinales de participación ciudadana, Kepha Fuster, compareció ayer acompañado del portavoz del BNG, Iván Rivas, para recordar la situación del barrio. Ya en anteriores ocasiones –las peticiones se remontan a hace más de seis años– había denunciado cómo se encontraba su propia vivienda, dañada por unas obras y que nunca fue reparada, pese a las grietas y deficiencias generadas.
El portavoz del BNG, Iván Rivas, criticó al gobierno local la falta de decisión ante una situación general de las viviendas y espacios públicos “cun nivel de deterioro que resulta cada vez máis preocupante”.

Rivas recordó que algunos de estos pisos son públicos y otros no, aunque se desconoce el censo exacto, algo que reclaman para poder iniciar cualquier demanda.

El BNG alude a la falta de habitabilidad y de seguridad y aseguró que “dado que o alcalde non convoca unha reunión co IGVS ímola solicitar de forma directa en representación dos veciños que están no consello da veciñanza municipal”.

Se reclama que el IGVS asuma las reparaciones pertinentes, tanto las responsabilidades económicas como de planificación de las viviendas e incluso se retoma la idea de que el barrio, como ya se planteó en anteriores ocasiones, pueda optar a la declaración de Área de Rehabilitación Integral –ARI– como ya hizo otro parque de viviendas, en este caso municipal, el de Recimil, que cuenta con esta declaración, lo que le permitirá optar a ayuda económicas para la rehabilitación del mismo.


Iván Rivas aludió, además de al estado de las viviendas, a otros problemas del barrio de San Pablo como la reclamación de la llegada del saneamiento a la zona de Codesal, al mantenimiento del antiguo campo de tiro o a la limpieza y retirada de elementos peligrosos del campo de fútbol.
En este sentido, criticó que el ejecutivo local sea incapaz de re clamar al Ministerio de Defensa el mantenimiento de su parcela –campo de tiro– “como fai co resto dos veciños e so se remite a unha negociación que non chega”, afirmó Rivas.

El representante del BNG en el Concello denunció que se proponga el plan “Barrio a Barrio” para la limpieza y adecuación del campo de fútbol, apuntando que “despois de dous anos de goberno non parece a mellor maneira de solventar os problemas do barrio de San Pablo”.

El barrio de San Pablo reclama mejoras y la posibilidad de ser declarado ARI