Las locomotoras dispondrán de “manos libres” para el maquinista y estarán controladas por satélite

retirada de un vagón siniestrado en el accidente efe/salvador sas
|

La ministra de Fomento, Ana Pastor, anunció ayer una batería de propuestas para mejorar la seguridad del sistema ferroviario español tras el accidente de Santiago, entre las que figuran una revisión de las velocidades, la instalación de comunicaciones “manos libres” en las cabinas o el control por satélite de las locomotoras .

“Todo en este momento está sometido a revisión y todo está sometido a propuestas de mejora”, subrayó la ministra durante su comparecencia ante la comisión de Fomento del Congreso.

Ente ellas, establece la posibilidad de instalar “un sistema integrado y único de comunicación” a través de un sistema de comunicación “manos libres” en cabina para evitar distracciones, revisar los requisitos de acceso para ser maquinista o reforzar sus reconocimientos médicos y psicológicos.

Asimismo, el ministerio se propone mejorar la grabación de la actividad profesional en los trenes y “protocolizar el procedimiento de ‘toma de servicio’ diaria al inicio de la actividad del maquinista”.

Las medidas en materia de señalización propuestas por Pastor también contemplan emprender trabajos con las empresas del sector para promover una mejora del sistema de seguridad y señalización Asfa, el que está implantado en la práctica totalidad de la red ferroviaria convencional y en el tramo del siniestro.

El objetivo es poner en marcha el Asfa digital, “con más capacidad de transmisión de información entre la vía y el tren” y que “puede emitir señales de voz además de las acústicas”.

transiciones

Además, Fomento se propone “analizar las reglas de ingeniería de los procedimientos técnicos de transición” entre los tramos de vías que cuentan con el sistema de señalización más avanzado, el europeo Ertms (instalado en la red AVE), y las que tienen Asfa. El siniestro de Santiago se produjo unos kilómetros después de un punto donde se registra uno de estos tránsitos, si bien el tren no tenía activado el Ertms.

También prevé actualizar el reglamento de circulación y aprobar un real decreto de asistencia integral a las víctimas de accidentes ferroviarios, que incorporará un plan nacional e implicará la participación del Congreso en la comisión de Accidentes Ferroviarios.

Además, pretende incrementar el control de las cajas negras de las locomotoras, mejorar la protección de los equipajes en los vagones, informatizar los controles de acceso, identificar mejor a los pasajeros y asignar un billete gratuito a los menores de cuatro años

Las locomotoras dispondrán de “manos libres” para el maquinista y estarán controladas por satélite