Feijóo considera “poco operativa” la autorización del uso del superávit

O titular do Goberno galego, Alberto Núñez Feijóo, na rolda de prensa posterior á reunión do Consello da Xunta. Sala de prensa de Consello, San Caetano
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, considera que el decreto aprobado este miércoles en la Diputación Permanente del Congreso –con los votos en contra del PP– por el que se autoriza a Galicia el uso de 104 millones de euros de superávit es “poco operativo” y “absolutamente estéril”, porque “imposibilita” gastar esos fondos en lo que la comunidad considere.

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal con su Ejecutivo, Feijóo explicó que el voto en contra del Partido Popular se debió a que el Real Decreto es “una tomadura de pelo” a las comunidades “cumplidoras” con los objetivos de déficit y estabilidad presupuestaria.

Y es que, según aseguró el presidente de la Xunta, “no se llevaron” al Congreso elementos “fundamentales” como, además del superávit –que la Administración autonómica eleva a 125 millones, frente a los 104 del Ministerio de Hacienda–, mensualidades del IVA, aportaciones a cuenta y las liquidaciones negativas, lo que supone la “retención” de 825 millones de euros, según Feijóo.

“Lo lógico es que se llevase –al Congreso– antes de la disolución de Cortes o durante estas semanas un real decreto ley para convalidar todos los compromisos con las comunidades autónomas”, aseguró el titular del Gobierno gallego.

Agujero
En este sentido, Feijóo acusó al Gobierno central de “tensionar las haciendas autonómicas” por “no ser capaz de conseguir una mayoría parlamentaria para aprobar unos presupuestos” y advirtió de que, en el caso de que no se entreguen estas cuantías, “evidentemente Galicia tendría un agujero de 825 millones de euros”.

“En caso de que el Gobierno siga en esta situación y no quiera solucionar los problemas de las comunidades autónomas, y en caso de que vayamos a elecciones y tardemos meses en constituir un nuevo Gobierno, todas las comunidades entrarían en déficit presupuestario y automáticamente tendríamos unas gravísimas consecuencias para mantener el gasto y no podríamos pagar nuestras facturas”, alertó.

Asimismo, el presidente de la Xunta insistió en su petición de que el Ejecutivo central “deje a las autonomías usar el dinero que es suyo” y “de acuerdo con sus necesidades”, ya que son unos fondos de los que dispondrían “si no hubiesen cumplido con la regla de gasto”. “No tiene sentido que ese dinero que tenemos que retener ahora no podamos usarlo”, apostilló Feijóo tras el Consello.

“O paramos este sinsentido, o lo que va a ocurrir es que en España se está incentivando incumplir el Estado de derecho. Esto es una nación al revés”, lamentó el líder gallego.

Traspaso
Por otra parte, Feijóo afeó al Gobierno de Sánchez su decisión de impulsar la transferencia de la AP-68 al Ejecutivo vasco tras el apoyo del PNV y EH Bildu a los decretos aprobados en la Diputación Permanente del Congreso.

“El Gobierno de España es un Gobierno para el cual todos los españoles no somos iguales”, apuntó el titular de la Xunta, afirmando que la vía transferida es “similar” a la AP-9, que continúa en manos estatales.

No obstante, evidenció una “diferencia sustancial” entre ambas autopistas, que es que la del Atlántico “transcurre íntegramente” por Galicia, mientras que la AP-68 pasa también por otras comunidades, no solo Euskadi. “Hay una discriminación injustificable”, apostilló Feijóo.

Según sus palabras, todo ello “acredita perfectamente cuál es la forma de gobernar” de Pedro Sánchez, que “habla muchísimo más con Otegi –líder de Bildu–que con la Xunta”. “Y eso es para preocuparse”, sentenció.

Feijóo considera “poco operativa” la autorización del uso del superávit