Archivado el caso por la denuncia de una mujer que acusó a Baltar de ofrecerle un empleo a cambio de sexo

El mandatario provincial, Manuel Baltar | brais lorenzo (efe)
|

El juzgado de instrucción número tres de Ourense ha acordado el sobreseimiento de la causa abierta contra el presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, al que una mujer acusó de supuestamente mantener relaciones sexuales con ella a cambio de la promesa de un empleo.

En el auto, cuyo contenido fue divulgado ayer por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), el juzgado acuerda el sobreseimiento provisional de las acusaciones de acoso sexual, cohecho y tráfico de influencias.

En la sentencia, que puede ser todavía objeto de recursos, el juzgado ourensano considera que no hay suficientes indicios como para determinar esos delitos, por lo que ha decidido archivar la causa contra Baltar.

Han dejado asimismo de estar investigados José Luis Baltar, su padre y predecesor en el cargo, ya retirado; el jefe de Personal del ente ourensano y la mujer que denunció, Teresa, y que a la vez también ostentaba la condición de investigada.

La denuncia fue interpuesta el 30 de noviembre de 2015 por Teresa, quien relató que entre enero de 2010 y finales de 2012 tuvo varias reuniones con Baltar, una de ellas en un hotel en la que según su testimonio tuvo relaciones sexuales con el responsable de la Diputación, quien le habría prometido, tal y como contó en la denuncia, ayuda a conseguir un empleo; aunque este lo negó.

Interventora

La mujer efectuó en 2008 labores de interventora en el municipio de Ourense de forma voluntaria y gratuita, según su declaración, y por las que “no recibió ninguna prestación económica”; y entre 2009 y 2019 como auxiliar administrativa en el departamento de encuestas de la Diputación de Ourense, aunque “no sabe” si era para un partido político, apunta la sentencia del juzgado.

Añade la resolución que eso fue hasta 2010, “sin que conste que a tal fecha José Manuel Baltar Blanco ostentara cargo público en el órgano provincial ni consta que el mismo influyera de forma alguna en José Luis Baltar Pumar”, su padre, que “lo niega”.

Respecto al contenido de unas grabaciones, cuyos extractos han sido divulgados en varios medios de comunicación en los que se podría haber comprometido a ayudarla a conseguir un empleo, la sentencia indica que “no resulta suficientemente justificado” que Manuel Baltar hubiera “comunicado” o “dado instrucción” a favor de Teresa.

 

Falta de justificación

“La falta de justificación suficiente del elemento del tipo de cohecho que determina el sobreseimiento de las actuaciones respecto de los investigados determina en tanto que partícipe en el mismo el sobreseimiento provisional respecto a Teresa”, añade la sentencia divulgada.

En su declaración ante el Juzgado el 15 de marzo del año pasado, Manuel Baltar aseguró que “jamás” dio un puesto de trabajo a la mujer que lo denunció y lo acusó de ofrecerle un empleo a cambio de mantener relaciones.

Archivado el caso por la denuncia de una mujer que acusó a Baltar de ofrecerle un empleo a cambio de sexo