La SEPI pierde 151 millones debidos en parte a Navantia

|

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales se vio lastrada por los números de Navantia y Humosa. Además, durante este periodo, ha culminado el rescate de Alestis Aerospace con una inversión de 13,5 millones de euros.
El Consejo de Administración de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha aprobado las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2015, que arrojan para el grupo un resultado consolidado neto atribuido a SEPI, como sociedad dominante, de 151 millones de pérdidas.
Durante dicho ejercicio, la inversión más relevante fue el rescate de Alestis Aerospace, tras la suscripción por SEPI del 24,05 por ciento del capital de la sociedad con un desembolso de 13,5 millones, con el fin último de asegurar la viabilidad y el futuro de la empresa y de mantener los 1.600 empleos de la compañía. Alestis es un proveedor de estructuras aéreas a Airbus (tanto civil como militar), cuya empresa está domiciliada en Sevilla y tiene seis plantas de producción, de las cuales cinco se encuentran en España y una en Brasil.
Gracias a la favorable evolución de una parte de la cartera de control así como la de las empresas cotizadas en las que SEPI participa, especialmente Red Eléctrica Corporación y Airbus Group, se han conseguido compensar las pérdidas registradas por Navantia y Hunosa y la puesta en equivalencia de las pérdidas de Indra. La actividad desarrollada en 2015 por las empresas que forman parte del grupo SEPI ha generado una cifra de negocio consolidada de 4.166 millones de euros que, junto a otros ingresos netos, han dado lugar a unos ingresos totales de explotación del holding público empresarial de 4.453 millones de euros, un 3,5% superior a los de 2014.
Esta mayor actividad y facturación empresarial es consecuencia de la relevante recuperación de la contratación de las empresas de producción del holding público, especialmente de ENSA, que aumentó en un 56%, y de Tragsa, que la incrementó en un 5%.
Los gastos de explotación en términos netos fueron de 4.903 millones de euros. Esta cifra representa un aumento del 5,9% en relación con los del año anterior, que proviene de los efectos de la paga extra y de una mayor actividad de las empresas del grupo.
Con esta evolución de ingresos y gastos, el resultado de explotación arroja una aportación favorable por la compensación de los beneficios procedentes de la obtención de resultados financieros y la consolidación de las participaciones minoritarias, con un efecto positivo conjunto de 300 millones de euros que evitan un acumulado de pérdidas, incluso después de contabilizar la puesta en equivalencia de las pérdidas de Indra, y la corrección valorativa de la participación en Corporación RTVE.

La SEPI pierde 151 millones debidos en parte a Navantia