Larraz confía en dar un pasito más

Emilio Larraz confía en que sus jugadores den un plus en el partido de mañana | jorge meis
|

Que el partido entre Racing y Salamanca sea el último de la decimotercera jornada liguera del subgrupo 1-A hará que el equipo ferrolano sepa en qué situación va a quedar sea cual sea el resultado que se produzca. Actualmente instalado en la quinta posición, el cuadro verde confía en volver a disponer en este encuentro de la ocasión de meterse entre los tres primeros, los que seguirán en la lucha por subir a Segunda –algo que no ha conseguido hasta ahora–. Pero también espera que la resolución sea diferente a la de otras veces.


Emilio Larraz cree que el hecho de que el Racing haya estado a punto con anterioridad de meterse en esos lugares confirma que “estamos ahí cerca y se puede hacer, se puede conseguir”. El entrenador zaragozano, sin embargo, explica que “por unas situaciones o por otras no se ha conseguido”. De ahí que anuncie que “tenemos que hacer algo más, dar un pasito adelante. No apelar solamente a la mala suerte en algunos enfrentamientos o al ya pasará, sino ir a por ello, que es lo que vamos a tratar de hacer en este partido”.


Cambio

Será, además, la ocasión de empezar a cambiar el rendimiento del Racing como local, apartado en el que es el peor del subgrupo 1-A. “Es cierto que los puntos que hemos perdido se podían haber quedado en casa a nivel de merecimiento... pero no ha sido así”, reconoce el entrenador racinguista, Emilio Larraz, que repite que “lo que nosotros necesitamos es ganar en A Malata y estamos mentalizados para ello, desde el principio hasta el final, tratar de vencer las adversidades que vayan surgiendo para que los puntos se queden aquí”.


En el bando contrario, el Salamanca se presentará en el estadio ferrolano siendo uno de los dos equipos que todavía no sabe lo que es puntuar a domicilio. Pero, a diferencia de lo que pasó en los meses de noviembre y diciembre, cuando llegó a enlazar seis derrotas seguidas y siete jornadas sin ganar, ahora el cuadro charro lleva dos sin perder y eso habla, como describe Larraz, de un estado de ánimo “recuperado”.

El preparador aragonés, de hecho, cree que ese es uno de los principales peligros de un Salamanca del que dice que “de verse muerto, ahora se ve con posibilidades de competir todos los días y de mejorar su situación clasificatoria”. 

Larraz confía en dar un pasito más