Los taxistas de Madrid bloquean el acceso a Fitur en una jornada con once heridos

GRAF3349. MADRID, 23/01/2019.- Los taxistas madrileños se concentran hoy frente a una de las entradas del recinto donde se inaugura la feria mundial de turismo Fitur, después de cortar durante media hora una de las vías de circunvalac
|

Los taxistas de Madrid intensificaron ayer sus protestas, concentradas en torno al recinto ferial Ifema –donde los reyes inauguraron Fitur–, lo que dejó al menos 11 heridos leves y un taxista detenido, mientras que al cierre de esta edición los de Barcelona votaban, en un clima de división, si mantenían la huelga.

En Madrid, los taxistas acordaron en asamblea seguir con la huelga y las movilizaciones hasta lograr una regulación satisfactoria de los vehículos de alquiler con conductor (VTC).

Posteriormente, varios cientos de taxis iniciaron un “paseo por Madrid”, lo que congestionó la zona de los recintos feriales y la carretera de circunvalación M-40, y dificultó la salida de las personas que habían acudido a Fitur.

El área de Ifema se convirtió, durante toda la jornada, en el epicentro de las protestas, con cortes de tráfico, encontronazos con la Policía e incluso hogueras.

A primera hora de la tarde, sanitarios del Samur-Protección Madrid habían atendido a once personas por heridas de carácter leve, cinco de ellos agentes de la Policía Nacional.

Centenares de taxistas cortaron un tramo de la M-40 en ambos sentidos a la altura de la salida 7, donde se registraron encontronazos con la Policía Nacional y donde fue detenido un taxista.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, aseguró que está dispuesto a negociar todo con los taxistas menos el tiempo de precontratación de los VTC, un asunto que, en su opinión, corresponde a los ayuntamientos. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, pidió al sector del taxi y a la Comunidad de Madrid que se sienten a negociar.

En Barcelona, los taxistas empezaron a votar a las 18.15 horas en la Plaza de Catalunya para decidir si seguían con la huelga, y al cierre de esta edición no se sabía el resultado de la consulta.

Discrepancias
El inicio de la misma estaba previsto para el mediodía, pero se pospuso por las discrepancias del colectivo de taxistas, diferencias que llevaron al portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, una de las caras visibles de la protesta, a abandonar el comité de huelga.

El conseller de Territorio, Damiá Calvet, defendió la “proporcionalidad” de la última propuesta de la Generalitat, que amplía a una hora el plazo de precontratación de los servicios de VTC. 

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, dijo que la propuesta “es de sentido común”.

Por el contrario, el presidente de la Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO), Marcel Coderch, anunció que impugnará el decreto de las VTC si restringe la competencia. Coderch insistió en que, si los taxis y los VTC prestan el mismo servicio, deberían regularse en una sola ley.

Un portavoz de Uber señaló que, si se aprueban finalmente esas restricciones a la actividad de los VTC, la compañía no seguirá prestando su servicio UberX en Barcelona.

Por su parte, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, pidió que se evite un “enquistamiento del conflicto” y defendió un equilibro entre el negocio tradicional y la actividad de los VTC.

Los taxistas de Madrid bloquean el acceso a Fitur en una jornada con once heridos