Aresanos y ferrolanas, lejos de la clasificación

Los aresanos afrontarán en dos semanas el play-off por la permanencia | r. a.
|

Ni Ares ni A Cabana pudieron acercarse a la clasificación para la fase final de la CXXII Bandera de La Concha que ayer vivió sus tandas de acceso a las últimas regatas.
En un mar “sucio”, fueron las remeras ferrolanas –segundas en la competición autonómica– las primeras locales en tomar la salida en la bahía de San Sebastián. Las pupilas de Brais López fueron las terceras gallegas en liza, por detrás de Mecos –que logró el pasaporte a la final– y Cabo. Con varias ausencias significativas –la disputa de esta regata un jueves hace que muchas remeras y remeros de fuera del País Vasco tenga complicada su presencia–, las departamentales concluyeron duodécimas con un registro de 12:55.42, a poco más de un minuto y diez segundos de Deusto, la última de las tripulaciones que consiguió el billete a las últimas jornadas. Cabo, por cierto, se quedó a menos de un segundos de esta ansiada séptima posición.
Una vez concluida la competición femenina, comenzaron a salir las traineras masculinas, con la sorpresa de ver a la tripulación aresana sin su habitual “Santa Olalla”, remando a bordo de la mugardesa “Bestarruza” –cabe recordar que los mugardeses ascenderían a la Liga Galega A siempre y cuando Ares mantenga su plaza en la Eusko Label Liga–. Una embarcación que los de Ares están probando para los cada vez más cercanos play-offs.
A pesar de cuajar un primer largo en condiciones, los de Agustín Fernández no pudieron alcanzar una séptima plaza que logró San Juan con un tiempo de 20:13, por 20:39 de los aresanos, que concluyeron decimoquintos entre un total de 24 traineras. Un pase a la final que sí pudo lograr Tirán, que afrontará su sexta participación en estas últimas regatas en las aguas del País Vasco. l

Aresanos y ferrolanas, lejos de la clasificación