La cucaña congrega en el muelle a cerca de un millar de espectadotes

Pontedeume fastas das peras cucañas
|

 
Cerca de un millar de personas, entre las que se encontraban los emblemáticos mómaros, abarrotaron ayer el muelle de Pontedeume y sus inmediaciones para presenciar una de las citas más populares de la Festa das Peras: la cucaña marítima. Un centenar de jóvenes probaron suerte en este juego –consiste en trepar por un poste embadurnado de sebo y alcanzar la bandera que lo corona– que, a los nueve minutos de haber comenzado, ya proclamaba a su primer ganador –están en liza tres banderas–.
La celebración vivirá hoy el Día das Froitas, uno de las jornadas más esperadas por vecinos y visitantes. Alboradas y bombas de palenque a primera hora de la mañana alertarán del comienzo de la jornada festiva. A partir de las 10.30 horas mómaros y cabezudos volverán a desfilar por el casco antiguo a ritmo de gaitas.
En torno a las 13.30 horas, en la plaza Real, habrá una sorpresa que ni la comisión de fiestas ni la concejalía de Cultura han querido desvelar. Eso sí, animan a los visitantes a acudir a la céntrica plaza para vivir “un momento único e histórico en Pontedeume”, según palabras de la edila.
Antes, a las doce del mediodía, la Alameda de Raxoi acogerá la degustación del concurso de frutas que da nombre a las celebraciones patronales y en el que se premiará el mejor lote de manzanas, peras y melocotones. 
Toda la jornada estará amenizada por el circo itinerante “Tiritirantes” y a las 21.30 horas la compañía Arjé Teatro representará la pieza “Nai Coraxe”, en la plaza de la Calzada. La orquesta Armonía Show será la encargada de echar el cierre a quinto día de festejos amenizando la verbena que se celebrará en la plaza do Conde.

La cucaña congrega en el muelle a cerca de un millar de espectadotes