Paula Villar no pudo pasar de la primera ronda en Venecia

Paula Villar, a la izquierda, junto a otras integrantes de la selección española en esta competición
|

La fortaleza de la polaca Paulina Stenka hizo que la participación de Paula Villar en el Campeonato del Mundo cadete y junior de kickboxing en las modalidades de kicklight y lightcontact, competición organizada por la WAKO y que se desarrolló la semana pasada en la localidad italaiana de Venecia, se limitase a un solo combate. El sorteo del cuadro junior, para púgiles de menos de 70 kilos de peso corporal, emparejó a Villar, de 16 años, con una luchadora que tiene dos más y que también cuenta con un gran bagaje de resultados a nivel internacional. Al final, la diferencia fue notable.
Después de varios días de espera, no fue hasta el jueves cuando ambas se enfrentaron por primera vez en el certamen. El combate de la modalidad de kicklight fue el que abrió la lucha entre ambas y se resolvió antes de que terminase el tiempo reglamentario, puesto que la competidora de Europa del Este ya disponía de una diferencia suficiente en el marcador. La capacidad de Stenka, además, la llevó a hacerse con la medalla de oro en este grupo del certamen mundial al ganar los otros dos combates que tuvo que disputar.
Solo media hora después se desarrolló el de la modalidad de lightcontact. En un cuadro con tan solo diez deportistas inscritas, Villar presentó a Stenka más batalla de lo que había podido hacer en el combate de kicklight. Sin embargo, el marcador final de 3-0 dejó a las claras la diferencia entre ambas, aunque en esta ocasión Stenka no pudo pasar de la medalla de bronce en la categoría, ya que la rusa Kosenkova, que la eliminó en semifinales, fue la que se llevó el oro en el certamn. l

Paula Villar no pudo pasar de la primera ronda en Venecia