Reportaje | Cuando la infancia y el arte son la mezcla perfecta

Paula Hermida y su perra “Viernes” delante del mural ubicado cerca de Navegantes
|

Volver a los orígenes y poder formar parte de ellos es siempre un gran placer y orgullo. A la coruñesa Paula Hermida, de la marca de diseños La Barbuda, poder pintar una menina en Canido, barrio en el que nació su familia paterna –en viviendas pegadas al emblemático crucero– y al que acude semanalmente para evocar a su niñez, es algo que le “llena el alma”. “Jamás hubiera soñado con poder dejar un poco de mí en la ciudad de mi infancia, donde tanto me divertí, la ciudad a la que viajo ahora cuando quiero divertirme”, indica la artista.
Desde el nacimiento de la iniciativa de Meninas de Canido –este año será ya su novena edición–, Hermida siempre tuvo en mente poder plasmar en una de las paredes del barrio alguno de sus diseños, pero pensaba que esa tarea estaba destinada a muralistas y grafitteros exclusivamente. “Fueron las chicas de Cardume Concept Store –establecimiento local en el que se venden algunos de los productos realizados por la diseñadora– las que me dijeron que si le explicaba la idea que tenía a Eduardo Hermida fijo que podía participar. Y así fue, le envié el boceto y le encantó”, asegura.
El problema que se le planteó a continuación fue el llevarlo a cabo, ya que el evento será del 31 de este mes al 2 de septiembre y Paula tiene previsto un viaje desde hace tiempo a las Maldivas para practicar su deporte favorito, el surf. “La verdad es que me da mucha rabia no poder estar porque si ya el año pasado acudieron unas 50.000 personas, este año fijo que esa cifra se supera y yo encantada”, asegura.
Con todo, la solución que le planteó la organización fue pintar su menina antes de tiempo por lo que la coruñesa se convirtió en la primera artista en participar en Meninas de Canido 2018. “Hace dos fines de semana que la hice cerca de la calle Navegantes y me llevó una tarde entera. La idea, “Las Doniñas”, la tuve clara porque quise combinar mis dos pasiones, el surf y Canido”, comenta Paula Hermida, que acude dos o tres veces por semana a alguna de las playas de la comarca a coger olas con su tabla.
Reviéntate y acertarás
Esta periodista de profesión con un máster en audiovisuales reconvertida en diseñadora autónoma montó su marca hace cuatro años y sus creaciones viajan por diferentes partes del mundo.
Así, tras finalizar su obra, colgó una fotografía del momento en sus redes sociales acompañada de su inseparable perra “Viernes” y fueron muchos los que le felicitaron por dejar su arte en el barrio ferrolano. “Quise explicarles a mis clientes internacionales lo que era el evento y lo que significaba para mí, porque no es lo mismo seguir a una marca grande que a una pequeña; en esta última saben que detrás de lo que publicas hay un trabajo con mucho sentimiento y se molestan por saber de ti, es un contacto mucho más personal”, asegura.
“Las Doniñas” cuenta ya con su propia camiseta, aunque tal y como indica su creadora es solo para disfrute personal. Aún así, no fueron pocos los que ya expresaron su deseo de hacerse con una para presumir de orgullo ferrolano, por lo que, quizás, La Barbuda tenga que añadir pronto un nuevo producto a su catálogo debido a su gran demanda. l

Reportaje | Cuando la infancia y el arte son la mezcla perfecta