El Deportivo B se impuso a un equipo “plagado” de jugadores juveniles

fútbol Racing de Ferrol contra Fabril
|

Redacción 
Ferrol

Pocas conclusiones se pudieron sacar del encuentro de entrenamiento celebrado ayer en el campo de A Malata ante el Deportivo B, ya que el cuadro verde solo utilizó a seis futbolistas de la primera plantilla.
Lo más significativo fue ver por primera vez a los dos fichajes del conjunto departamental, Garrido y Kike Márquez, que dejaron algunos destellos de lo que pueden aportar al equipo. Incluso Garrido fue el encargado de inaugurar el marcador con un remate de cabeza, tras un saque de esquina, que servía para poner el 1-0 en el marcador.
Otra de las cosas que pretendía el cuerpo técnico racinguista era que Catalá volviera a jugar noventa minutos, y sus sensaciones fueron buenas, lo que invita a pensar que ya está preparado para formar parte del once inicial cuando el entrenador lo estime oportuno. Superada la media hora del partido, el filial deportivista anotó el tanto de la igualada, con el que se llegaba al tiempo de descanso.
En la reanudación, Tena sacó del terreno de juego a todos los integrantes de la primera plantilla, salvo Catalá, al que rodeó de juveniles y de los futbolistas que están cedidos en el Galicia de Mugardos. 
Además, también estaba el argentino Jonathan, que está entrenando con el conjunto ferrolano.
Con ese panorama, el Deportivo B demostró una gran superioridad, hasta el punto de que el cuadro verde apenas se aproximó al área contraria.
De esa forma, los goles se sucedieron hasta llegar al final del choque con un claro 1-5.

El Deportivo B se impuso a un equipo “plagado” de jugadores juveniles