El gobierno trabaja en la organización interna del edificio del antiguo Hospicio

Diario de Ferrol-2013-10-07-002-8d5c43db
|

A punto de cumplirse un año de la recepción del antiguo Hospicio por parte del Ayuntamiento tras las obras de rehabilitación realizadas en uno de los inmuebles más emblemáticos de la ciudad, las instalaciones continúan vacías y a la espera de que se las dote de contenido.
El alcalde, José Manuel Rey, anunciaba en una visita al inmueble en noviembre de 2012 que, al margen de los usos para los que inicialmente se realizaron las obras de acondicionamiento –convertirlo en un centro cívico y reservar un espacio para una escuela de formación de hostelería– el gobierno se estaba planteando otros nuevos, en la línea de lo que se hizo con el edificio del Ateneo: ceder espacios a asociaciones de la ciudad que en la actualidad ocupan locales en régimen de alquiler. Desde entonces, sin embargo, nada se ha adelantado en este sentido salvo la confirmación de que la planta bajo cubierta se destinará al órgano gestor de la candidatura a Patrimonio de la Humanidad.
El concejal de Hacienda, Alejandro Langtry, explicó que la cesión de espacios a diferentes entidades lleva implícitas cuestiones como el reparto de metros cuadrados –el edificio fue concebido como un lugar abierto, por lo que podría ser necesario construir algún tipo de tabiques– y otras más relacionadas con la seguridad y la atención en el edificio, como quién abre o cierra la puerta, en qué horario funcionará cada servicio de los allí instalados, etc. El gobierno ya tiene experiencia en los problemas que pueden acarrear estas decisiones, puesto que todavía está reciente una situación de esta misma índole que se produjo en el ahora denominado centro cultural Concepción Arenal, donde comparten espacio el Ateneo, la SAF, la AVV del centro y la Sociedad Filarmónica Ferrolana.
 “No están los tiempos para llenar los espacios públicos de funcionarios”, indicó Langtry, “por lo que hay que racionalizar el uso de los edificios, de lo contrario acaba costando más el mantenimiento que la obra”.
El edil aseguró que en estos momentos se está trabajando en la organización interna del inmueble y que todavía no se ha decidido qué entidades tendrán su sede en el antiguo Hospicio, aunque reconoció que “hay muchas peticiones”. “Hasta ahora se construían aeropuertos sin tener aviones, a ver si no seguimos haciéndolo”, añadió.
En cualquier caso, sí adelantó que ya se ha celebrado alguna  reunión con la Asociación de Hosteleros para avanzar en lo que será la escuela de formación que gestionará esta entidad y añadió que su intención es que puedan compaginarse los usos previstos inicialmente con la apertura a otras entidades. n

El gobierno trabaja en la organización interna del edificio del antiguo Hospicio