El Racing mantiene su identidad

El preparador racinguista, durante uno de los partidos disputados esta temporada en A Malata | D.A.
|

Dos partidos sin conocer la victoria, que en un campeonato normal se consideraría como una mala racha, parecen una crisis en un torneo tan corto como es esta temporada el de Segunda B. Sin embargo, el entrenador del Racing, Emilio Larraz, reconoce que esta, en caso de haberla es “más de resultados que de identidad”, así que tanto él como la plantilla no ven necesario dar un giro a lo que se está haciendo hasta ahora. “El diagnóstico es que hay un modelo de juego reconocible y objetivamente se están dando todos los condicionantes para que ganemos más partidos... pero no lo estamos haciendo”, dice al respecto el preparador aragonés.

Al margen de los resultados, Larraz explica que el Racing de esta temporada está mejorando en todo lo que quería en relación a la pasada. “Queríamos tener un equipo más sólido defensivamente, que no diera sensación de fragilidad y, a pesar de estar encajando bastantes goles, la sensación de vulnerabilidad es muy pequeña, porque nos generando muy pocas ocasiones”, explica el técnico zaragozano.

Además, Larraz incide en que uno de los objetivos que el Racing se planteaba para esta campaña es que “teníamos que ser un equipo que supiera dominar, que supiera tener el control del partido con el balón. Y es un dato objetivo que en estos nueve partidos el porcentaje de posesión y de control con el balón es superior al de los rivales”, revela.

A eso se suma que esta temporada el cuadro verde quería que ese control de la pelota derivase en “tener más capacidad de desequilibrio, más posibilidades de marcar”. Los trece goles que ha marcado hasta ahora lo convierten en el máximo realizador del subgrupo 1-A pero, sin embargo, eso no le llega para ganar con regularidad. Por eso, el preparador del cuadro verde reconoce que “estamos molestos, dolidos decepcionados porque hay un compromiso personal y profesional excelente de todos con el proyecto y vemos que tenemos menos puntos de los que necesitamos para cumplir los objetivos que teníamos para esta temporada”.

 

Clave

Por eso, de cara al partido de mañana contra el Pontevedra, Larraz alerta de que el rival “tiene un potencial ofensivo enorme... pero muchas veces deja la iniciativa al rival y prefiere correr al contraataque, donde tiene una de sus principales potencialidades, aunque no sé lo que ellos tienen preparado”.

De lo que Larraz sí está seguro es de que “nosotros vamos a ir a Pasarón como fuimos a Riazor y como hemos hecho a todos los campos: a intentar ser los dueños del partido. La intención es coger el balón desde el principio y mirar la portería contraria. Otra cosa será la capacidad que tengamos de hacer daño al rival durante el encuentro”.

El Racing mantiene su identidad