Las mociones de BNG y PP salen adelante con múltiples abstenciones

Durante la sesión plenaria fueron aprobados todos los puntos del orden del día daniel alexandre
|

Durante el pleno ordinario de julio celebrado ayer fueron aprobadas las mociones presentadas por los grupos municipales de BNG y PP –demandando la paralización del proceso de regularización catastral y la finalización de la ordenanza de accesibilidad universal y surpresión de barreras arquitectónicas, respectivamente–.
En el primer caso, la formación nacionalista contó con el apoyo de la edil de Ciudadanos, Ana Rodríguez Masafret, con lo que la moción quedó aprobada por tres votos a favor y la abstención del resto de miembros de la corporación ferrolana.
La votación estuvo precedida de un amplio debate en el que el portavoz del BNG, Iván Rivas, acusó al gobierno municipal de no haber informado a la ciudadanía sobre el “decretazo” y simplemente haber anunciado “que o Concello vaia ingresar un millón de euros a pesar de que se estea en contra”. Por ello pidió que se tome una decisión para solventar los problemas que genera a los vecinos de menor renta que, en suelo rústico, previamente estaban exentos de este concepto y ahora estarán obligados a abonarlo con un carácter retroactivo de cuatro años.
La agrupación nacionalista demandó al alcalde que “cuestionen as decisións do goberno central en vez de asumir que non poden facer nada a nivel municipal”, recalcando que “o feito de que se aplique retroactivamente é da súa competencia”.
La portavoz del PP, Martina Aneiros, argumentó que “es un tema de justicia” que pretende subsanar el hecho de que un titular que no haya declarado sus propiedades de forma correcta, pague lo que le corresponde, si bien aceptó que en algunos casos se pueden dar situaciones injustas. Debido a que la nueva regularización catastral supone también un incremento del aumento del valor catastral y, por tanto, del IBI, propuso que el gobierno municipal plantease una reducción del impuesto pasando del 0,63% actual al 0,59% que permitiría “reducir la carga de los vecinos sin afectar a los ingresos municipales”, en sus palabras.
Sin embargo, BNG, PSOE y Ferrol en Común se mostraron contrarios a aplicar una rebaja general del IBI que consideran debería ser progresiva, de manera que paguen más los que más tienen. Asimismo, tanto socialistas como Ferrol en Común pidieron al BNG la posibilidad de hacer una votación por puntos de la moción, algo a lo que el partido nacionalista se negó.
Por otro lado, el concejal popular, Guillermo Evia, presentó la moción de su grupo pidiendo al gobierno municipal que termine la redacción de la ordenanza de accesibilidad universal, iniciada durante el anterior mandato. La responsable de Urbanismo, María Fernández Lemos, respondió que existe un informe desfavorable de la misma, ya que se tiene que adaptar a la normativa existente a nivel estatal, pero anunció que se está trabajando en ella.
El texto quedó aprobado con un total de 14 votos a favor –debido al apoyo del BNG y de Ciudadanos– y 11 abstenciones.

créditos
Más allá de las mociones, los restantes puntos del día estuvieron caracterizados por su brevedad, algo que fue criticado por los populares. “El pleno ha durado 18 minutos sin contar con las mociones”, señaló Aneiros, algo que en su opinión es ejemplo del “desgobierno” del bipartito.
Además, el edil Alejandro Langtry criticó que el gobierno se “haya olvidado de comunicarnos que ha ido al banco a pedir un crédito de cinco millones de euros”. El regidor ferrolano, Jorge Suárez, explicó que “non é un préstamo, se non unha operación de crédito a curto prazo, a seis meses, cun interese moi baixo” con la que se pretende “superar as tensións de liquidez do Concello nesta época do ano mentres non se recada o IBI”.
Asimismo, también fue aprobada por procedimiento de urgencia la modificación de créditos y transferencia de los mismos que permitirán la reparación de la cubierta del centro cultural Carvalho Calero, un complemento en el concepto de fiestas por valor de 75.000 euros –de lo que el alcalde aseguró que se ofrecerán los datos oportunos en la próxima comisión–, la financiación del servicio de gestión y mantenimiento de bicicletas compartido con Narón y el pago de ayudas a la escolarización.

Las mociones de BNG y PP salen adelante con múltiples abstenciones