Ares cede la cabeza en O Grove

|

No le fueron bien las cosas a la embarcación del Club de Remo de Ares defendiendo el liderato del grupo A de la Liga Gallega de Traineras. La tripulación aresana acabó relegada a la cuarta posición de la regata y, aunque ostenta en la general los mismos puntos (73) que Mecos-Isabel, su adversario lo adelantó en la general al contar con una victoria parcial en la Bandeira de Coruxo.
Enclavada en la tanda de privilegio, la embarcación aresana no remó con fluidez en ningún momento, pero fue a partir del ecuador, en los dos últimos largos, cuando estuvo más floja. Bueu empezó mandando, pero no tardaron Mecos-Isabel y Samertolameu en tomar la delantera y, poco a poco, ir distanciándose de los otros dos competidores. Aunque durante muchos metros Ares defendió la tercera posición, perdió fuelle en los últimos instantes hasta verse superada por Bueu y terminar cuarta, a 21 segundos de Samertolameu que, intratable, le ganó la partida a Mecos-Isabel.
Esta mañana, los doce botes de la Liga A volverán a verse las caras en la Bandeira de Rianxo, en la que la "Santa Olalla" confía en desquitarse de este resultado.

Liga B
Aunque Cabo da Cruz y Muros parecen un paso por delante de ella, la trainera de A Cabana se consolida entre los mejores gracias a la tercera posición que ayer logró en la segunda Bandeira Illas Cíes, que se disputó en Vigo. Sus adversarios, que “volaron” en un campo de regatas en el que bajaron de los 19 minutos, tomaron la delantera desde el primer largo, a pesar de lo cual los departamentales supieron encontrar un buen ritmo de palada que les aseguró la tercera plaza con un muy buen registro.
Cuarto se situó otro de los equipos de Ferrolterra, el del Club do Mar de Mugardos, que va a más a medida que sus remeros acumulan trabajo. El tercero de los locales en discordia, el Club de Remo de Cedeira, acabó sexto por delante del Salgado-Perillo. Todos ellos repetirán hoy en Oleiros, en donde también estarán las chicas del Club do Mar de Mugardos en la cita femenina. l

Ares cede la cabeza en O Grove