El Northwest Triman podría posponerse hasta octubre

Northwest Triman As Pontes
|

Tan solo catorce minutos tardaron en agotarse las vacantes en la modalidad de media distancia del Northwest Triman que debía disputarse el 28 de junio en As Pontes y apenas unas horas más las correspondientes a la prueba de mayor longitud. Y es que si algo está claro es que, a pesar de contar solo con seis años de vida, el único “ironman” de Galicia es una referencia en esta disciplina.

Pero, con su plaza garantizada, los setecientos afortunados y los más de cien que aguardan en la lista de espera, deberán tener un poco más de paciencia porque es más que probable que la prueba no se dispute en la fecha prevista. Así lo hizo público la organización del evento que, visto el devenir de los acontecimientos y las restricciones derivadas del estado de alarma, se ha dado un plazo hasta el 5 de mayo para tomar una decisión acerca del futuro de la competición.

Un periodo de reflexión para comprobar cómo evoluciona todo que, sin embargo, Pablo López, uno de los responsables del evento, cree que no se llegará a agotar y que, muy probablemente, en las próximas semanas ya se tome una decisión al respecto.

El escenario no es bueno, pero trabajan buscando la mejor fórmula para dar continuidad a la prueba. La cancelación no es una opción que actualmente se baraje, pero sí un posible aplazamiento hasta principios de octubre. Una fecha que no ha sido elegida por casualidad, pues permitirá replicar unas condiciones muy parecidas, en cuanto a temperatura ambiental y del agua, a las que se registrarían a finales de junio.

La decisión dependerá, evidentemente, de las disposiciones que las autoridades pertinentes establezcan respecto a la cuarentena; pero sobre todo primará el bienestar de los deportistas para encarar esta exigente cita: “Sabemos que la prueba no se va a disputar en las mismas condiciones que en otros años y nos gustaría que la gente no viniese pensando en las marcas, solo en competir al aire libre e intentar llegar..., pero se necesita un margen para preparar una prueba así”, explica Pablo López, y esta se cifra en torno a cuatro meses. Por eso, si en mayo la situación ya está más o menos normalizada, habría tiempo para que los participantes se pusiesen físicamente al día.

Desde el Concello de As Pontes, la Federación Gallega de Triatlón –la prueba servirá para decidir el título autonómico de media distancia– y los patrocinadores, han mostrado un total respaldo a cualquier decisión que se pueda tomar.

Los organizadores saben que, en la situación actual, el deporte no es para nada prioritario, pero también son conscientes de que, de alguna manera, es una “vía de escape” para muchos deportistas. Y por eso siguen trabajando duramente para que la séptima edición del Northwest Triman sea la gran prueba que todos esperan. “Tenemos que ser positivos y replantearnos el día a día”, explica Pablo López, “los deportistas que nos contactan son muy positivos y todos tenemos que vivir este evento como una liberación”. l

El Northwest Triman podría posponerse hasta octubre